print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Anemia

Anemia (Spanish)

¿Qué es la anemia?

Se denomina anemia a la falta de hemoglobina o de glóbulos rojos en el cuerpo. La hemoglobina es la proteína rica en hierro presente en los glóbulos rojos que permite el transporte de oxígeno a los tejidos.

La anemia se produce cuando la cantidad de hemoglobina en la sangre de una persona es demasiado baja. Esto significa que el cuerpo no recibe suficiente cantidad de oxígeno. Puede causar palidez, cansancio o fatiga y debilidad.

La anemia puede durar un período breve o prolongado. En los casos leves, el tratamiento consiste simplemente en un cambio de la dieta. En los casos más graves, se necesita un tratamiento médico.

Signos y síntomas de la anemia

Los síntomas dependen de la gravedad de la anemia, la velocidad con que se produce y su causa. Además, depende de la capacidad del cuerpo del niño para adaptarse a un nivel bajo de hemoglobina. Los síntomas pueden incluir:

  • Piel pálida, dado que la hemoglobina le da su color rojo a la sangre.
  • Falta de energía, debido a una reducción del nivel de oxígeno en el cuerpo.
  • Dificultad para respirar después de hacer ejercicio o jugar, debido a la falta de oxígeno en el cuerpo.

Causas y tipos de anemia

Existen varios tipos de anemia. En general, se las clasifica por la causa que les da origen.

Anemias nutricionales

El tipo más común de anemia es el que se produce por una deficiencia de hierro. Ocurre debido a una falta de hierro en la dieta. El hierro es necesario para producir la hemoglobina. Los lactantes alimentados sólo con leche materna, preparados para lactantes a base de leche de vaca no fortificados con hierro o leche de vaca entera, pueden correr el riesgo de padecer deficiencia de hierro después de los 6 meses de edad. Su bebé debe recibir preparados para lactantes enriquecidos con hierro si aún no ingiere alimentos sólidos.

Las madres sanas que dan a luz a sus bebés a término tienen suficientes reservas de hierro para sus bebés hasta los 6 meses, momento en el que se recomienda la incorporación de otros alimentos sólidos con alto contenido de hierro. El hierro presente en la leche materna se absorbe bien. A partir de los 6 meses y hasta alcanzar los 2 años, se recomienda la lactancia con la incorporación de alimentos sólidos. La preocupación de que el bebé desarrolle anemia se basa en la falta de incorporación de alimentos sólidos con alto contenido de hierro en el momento recomendado y no en el hecho de que el bebé reciba exclusivamente leche materna.

La anemia por deficiencia de vitaminas se produce por la falta de ácido fólico, vitamina B12 o vitamina E en la dieta. El cuerpo necesita todos estos nutrientes para producir hemoglobina.

Anemias causadas por enfermedades

La anemia falciforme es una enfermedad hereditaria que hace que los glóbulos rojos tengan una forma anormal. Estas células no pueden circular por el cuerpo de la misma manera que los glóbulos rojos normales. Esto puede llevar a que el cuerpo reciba menor cantidad de oxígeno.

Las anemias debidas a enfermedades crónicas pueden producirse por insuficiencia renal, cáncer y la enfermedad de Crohn. También puede producirse anemia a causa de una enfermedad de la médula ósea o de enfermedades autoinmunes, como el lupus.

La anemia aplásica es una enfermedad grave y poco común que hace que el cuerpo deje de producir una cantidad suficiente de glóbulos rojos nuevos. Es posible que un niño nazca con esta anemia o que la desarrolle después de una infección viral o la exposición a un medicamento. En ocasiones, es un signo inicial de leucemia.

Por lo general, las anemias hemolíticas son causadas por una enfermedad genética que produce la destrucción anormal de muchos glóbulos rojos.

Otras causas de anemia

  • Anemia causada por sangrado, ya sea agudo o crónico. La anemia causada por pérdida de sangre crónica se origina con más frecuencia en el tracto gastrointestinal. A menudo se produce por una alergia a las proteínas de la leche de vaca.
  • Niveles bajos de hormona tiroidea o testosterona.
  • Como efecto secundario de ciertos medicamentos.

Factores de riesgo de la anemia

Existen algunos grupos de niños que tienen un mayor riesgo de desarrollar anemia. Los factores que pueden causar un alto riesgo incluyen:

  • nacimiento prematuro y bajo peso al nacer;
  • inmigración reciente de países en desarrollo;
  • pobreza;
  • obesidad o malos hábitos alimentarios.

Efectos de la anemia a largo plazo

La anemia no tratada en niños puede producir un efecto grave en su crecimiento. La anemia puede afectar la función y el desarrollo mental. Con frecuencia, esto conduce a problemas de atención, retraso en la capacidad de lectura y un déficit en el rendimiento escolar.

Qué puede hacer el pediatra respecto de la anemia

El pediatra realizará un análisis de sangre simple que le indicará la cantidad de hemoglobina presente en la sangre de su niño. La cantidad, el tamaño y la forma de los glóbulos rojos indicarán el tipo de anemia. La hemoglobina puede medirse rápidamente con algunas gotas de sangre. También se medirá la cantidad de glóbulos rojos en comparación con el volumen total de sangre. Este análisis se conoce como hematocrito.

El pediatra también realizará un examen físico y preguntará sobre los niveles de energía del niño, su estado de salud general, la dieta y los antecedentes familiares.

Tratamiento de la anemia

El tratamiento depende de la gravedad de la anemia del niño y de su origen. Entre los tratamientos comunes se incluyen:

  • Medicamentos y suplementos para la producción de hierro.
  • Preparado para lactantes rico en hierro.
  • Cambios en la dieta, como reducción de la cantidad de leche y aumento de la cantidad de alimentos con hierro. Los alimentos ricos en hierro incluyen la carne y las verduras. Si un niño no come carne, debe comer gran cantidad de verduras, como col forrajera, espinaca, hojas de col verde y alcachofa.
  • Suplementos de ácido fólico y vitamina B12.

La anemia causada por una enfermedad más grave puede requerir:

  • Transfusiones de sangre para ciertos tipos de anemia, incluida la anemia hipoplásica, la talasemia y las hemoglobinopatías. Las transfusiones de sangre frecuentes pueden producir la acumulación de hierro en el cuerpo, lo cual tiene efectos tóxicos. Junto con las transfusiones, su niño puede recibir medicamentos que eliminen el hierro del cuerpo.
  • Tratamiento con medicamentos para combatir infecciones.
  • Tratamiento para hacer que la médula ósea produzca más células sanguíneas.
  • Extirpación del bazo. Algunas afecciones, como la esferocitosis congénita y la eliptocitosis congénita, hacen que el bazo destruya muchos glóbulos rojos.
  • Un trasplante de médula ósea puede ser una opción de tratamiento en casos graves de anemia falciforme, talasemia y anemia aplásica.

Cuándo es conveniente solicitar asistencia médica

Comuníquese con el pediatra si:

  • Su niño frecuentemente está muy pálido, se siente cansado o tiene dificultad para respirar.
  • Usted sospecha que su niño puede tener anemia.

Puntos clave

  • Comúnmente, la anemia se origina por un nivel insuficiente de hierro en la sangre.
  • Si su niño a menudo está cansado, débil y pálido, pregúntele al médico si puede ser anemia.
  • Si su bebé aún no ingiere alimentos sólidos, debe recibir un preparado para lactantes enriquecido con hierro.
  • Ofrézcale a su niño alimentos ricos en hierro, incluyendo carne y verduras.
Andrew James, MBChB, MBI, FRACP, FRCPC
3/5/2010

Conway A, Hincliffe R, Earland J, Anderson L. Measurement of Haemoglobin using single drops of skin puncture blood: is precision acceptable? J Clin Path. 1998;51:248-250.

Rudolph, Colin (editor). Howard A. Pearson Peter R. Dallman. Chapter 19 - Blood and Blood-forming tissues. 19.2 Anemia: Diagnosis and Classification. Rudolph’s Pediatrics. New York : McGraw-Hill, Medical Pub. Division, c2003.  

Screening for Iron Deficiency Anemia in Childhood and Pregnancy: Update of the 1996 U.S. Preventive Services Task Force Review  Prepared for:  Agency for Healthcare Research and Quality, U.S. Department of Health and Human Services: http://www.ahrq.gov/clinic/uspstf06/ironsc/ironscrev.pdf

Zeng X, Wu T. Iron supplementation for iron deficiency anemia in children (Protocol). Cochrane Database of Systematic Reviews 2007, Issue 2. Art. No.: CD006465. DOI: 10.1002/14651858.CD006465.





Notes: