print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Esguince de tobillo

Ankle Sprains (Spanish)

¿Qué es un esguince de tobillo?

El esguince de tobillo es a la distensión de uno o más ligamentos que se encuentran unidos a los huesos del tobillo. En los casos graves, el ligamento se desgarra. Los ligamentos son como bandas elásticas unidas a los huesos, que ayudan a mover las articulaciones.

Esguince de tobillo
Get Adobe Flash player
Un esguince de tobillo es una lesión de los ligamentos pequeños del tobillo. Los esguinces a menudo ocurren durante una caída en la que el pie se tuerce sobre su cara externa.
El esguince de tobillo es una lesión frecuente en los niños. Su niño pudo haberse torcido el tobillo mientras practicaba algún deporte, o al caer con el pie en una posición extraña.

Los esguinces generalmente se producen en la zona externa del tobillo. Esto significa que el tobillo se ha torcido hacia adentro. También puede torcerse hacia fuera.

Se considera una lesión leve cuando el ligamento se ha distendido y se produce un poco de inflamación. Se considera una lesión grave cuando el ligamento se ha desgarrado y la inflamación es mayor.

Signos y síntomas del esguince de tobillo

Después de lesionarse un tobillo, su niño puede presentar:

  • dificultad para caminar;
  • dolor leve a intenso;
  • menos movimiento en el tobillo.

Otros signos podrían ser:

  • hinchazón y hematomas en la zona frontal y lateral del tobillo;
  • dolor en las zonas de los huesos;
  • poco o nada de dolor en las prominencias óseas.

Tratamiento del esguince de tobillo

Si el tobillo de su niño está estable, con poco dolor, y no hay sensibilidad o dolor en el hueso, puede cuidar a su niño en casa. Comuníquese con el pediatra desde su casa.

Si el tobillo de su niño está inestable, con mucho dolor y con sensibilidad o dolor en el hueso, su niño va a necesitar consultar a un médico. El médico lo examinará para determinar cuánto daño ha sufrido el tobillo.

El cuidado de su niño en casa

Reposo, hielo, compresión, elevación

Durante las primeras 24 horas, el tobillo debe reposar.

Mientras el niño está despierto, aplique hielo en la zona hinchada o dolorida durante 30 minutos, cada 4 horas, por 3 días.

Para ayudar a reducir la hinchazón, eleve el tobillo de manera que quede a un nivel más alto que el del corazón.

Ibuprofeno, vendas de soporte y muletas

Para tratar el dolor y reducir la inflamación, el médico podrá aconsejarle que le administre al niño ibuprofeno (Advil, Motrin u otras marcas).

Se pueden utilizar vendas de soporte o una férula inmovilizadora Aircast para reducir la inflamación y evitar un daño mayor en el tobillo.

Su niño podrá usar muletas si tiene dificultad para caminar.

Ejercicios de fortalecimiento

Si su niño tiene un esguince leve, podrá comenzar a hacer ejercicios de tobillo luego de transcurridas 48 horas de ocurrida la lesión. Estos ejercicios incluyen la movilización del tobillo en su amplitud natural de movimiento, doblándolo hacia atrás, hacia adelante, hacia adentro y hacia afuera. Para mejorar el equilibrio, es importante que el niño se pare sobre la pierna lesionada. Si soporta un poco de peso y camina suavemente, favorecerá la curación.

La lesión puede tardar más de 2 semanas en mejorar. La curación completa puede demorar entre 10 y 12 semanas.

Cuándo solicitar asistencia médica

Si el niño sigue con mucha dificultad para caminar y el dolor continúa luego de 48 horas, vuelva a hablar con el médico. Es posible que el niño tenga que hacer más ejercicios y someterse a fisioterapia.

Volver a practicar deportes

Su niño podrá volver a practicar deportes cuando recupere la amplitud de movimientos y toda la fuerza en el tobillo. Podrá probar la fuerza del tobillo pidiéndole al niño que salte 5 veces sobre la pierna lesionada. Controle si su niño muestra signos de dolor o inestabilidad al saltar. También observe si puede correr fácilmente en un pequeño zigzag.

Si vuelve a practicar deportes demasiado pronto, aumentará el riesgo de una nueva lesión en el tobillo. Si la recuperación no es completa, el niño puede llegar a tener problemas crónicos. Los ejercicios de calentamiento y las vendas de soporte pueden evitar una nueva lesión. Antes de que su niño vuelva a los deportes altamente competitivos, le conviene consultar con un médico que cuente con conocimiento en lesiones deportivas.

Puntos clave

  • Las lesiones en el tobillo pueden causar dolor e hinchazón.
  • La curación requiere tiempo y paciencia.
  • La actividad física mejora la curación del tobillo.
  • Un médico entrenado en lesiones óseas y articulares deberá examinar las lesiones graves.
  • La vuelta anticipada a la práctica de deportes puede causar problemas crónicos en el tobillo.

Srijana Gautam, BSc, MBBS, MRCPCH, DTM&H

Janine A. Flanagan HBArtsSc, MD, FRCPC

 

11/16/2009

Acute ankle sprain-an update , American Family Physician, Nov 15th 2006





Notes: