print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Diarrea asociada a antibióticos

Antibiotic-Associated Diarrhea (Spanish)

 

¿Qué es la diarrea asociada a antibióticos?

Mientras se encuentran tomando antibióticos, aproximadamente uno de cada cinco niños contrae diarrea. Esto puede manifestarse con cualquier tipo de antibiótico. La diarrea asociada a antibióticos es menos común en niños de 2 años o más.

Para la mayoría de los niños, esta diarrea es leve. Generalmente no es perjudicial, siempre y cuando el niño no se deshidrate. La deshidratación es la falta de una cantidad suficiente de líquido en el cuerpo. Asegúrese de que su niño esté tomando suficiente líquido. Los signos de deshidratación incluyen menos orina, mal humor, cansancio y sequedad en la boca. Un niño feliz y juguetón es señal de una buena hidratación.

Solicite asistencia médica si su niño está perdiendo grandes cantidades de líquido en las heces o presenta signos de deshidratación.

Para obtener más información, sírvase consultar Deshidratación.

Signos y síntomas de la diarrea asociada a antibióticos

Un niño con diarrea asociada a antibióticos eliminará heces blandas o acuosas mientras esté consumiendo antibióticos. La mayoría de las veces, la diarrea dura entre 1 y 7 días.

La diarrea generalmente comienza entre el 2º y el 8º día de uso del antibiótico. No obstante, puede comenzar el día en que se inicia el tratamiento antibiótico hasta unas semanas después de finalizado.

Causas de la diarrea asociada a antibióticos

Dentro de nuestros intestinos (tripas) hay millones de pequeñas bacterias que ayudan a digerir la comida. Cuando los antibióticos matan bacterias dañinas que causan infecciones, también matan estas bacterias “buenas”. El proceso a través del cual estas bacterias mueren y vuelven a crecer en el intestino, causa la diarrea.

Complicaciones: deshidratación e inflamación

La deshidratación, descrita anteriormente, puede ser peligrosa. Los bebés menores de 1 año de edad corren mayor riesgo de deshidratación. Asegúrese de que su niño tome una cantidad de líquido suficiente como para reemplazar el que perdió. Esté atento a los signos de la deshidratación. Los mismos incluyen menos orina, mal humor, cansancio y sequedad en la boca.

En raras ocasiones, el intestino grueso de los niños tratados con antibióticos se puede inflamar. Esto causa:

  • diarrea severa que puede contener sangre o mucosidad;
  • fiebre;
  • dolor de estómago;
  • debilidad extrema.

El cuidado de su niño en casa

Continúe con los antibióticos

Si la diarrea es leve y su niño está bien en otros aspectos, continúe con los antibióticos y cuide de su niño en casa.

Mantenga a su niño hidratado

Ofrézcale agua a menudo. No le dé jugos de frutas ni gaseosas, ya que éstos pueden empeorar la diarrea.

Evite ciertos alimentos

Siga dándole a su niño lo que come normalmente, pero no le dé frijoles ni alimentos picantes.

Tratamiento de la dermatitis del pañal

Si la diarrea provoca una erupción alrededor del ano de su niño o en el área del pañal:

Lave suavemente el área con agua.

Séquela sin frotar.

Cubra el área con una capa de petrolato (Vaselina, por ejemplo), crema a base de óxido de zinc (Zincofax o Penaten) u otra crema para tratar la dermatitis del pañal.

Probióticos supervisados por el médico

Los probióticos son suplementos que contienen bacterias "saludables". Se están realizando estudios para determinar si los probióticos pueden prevenir o tratar la diarrea asociada a antibióticos. Hasta ahora, esta investigación no ha demostrado que haya un beneficio en el uso de probióticos. Consulte con su médico antes de darle probióticos a su niño. En su lugar, puede darle alimentos que contengan probióticos, como el yogur.

No use medicamentos a menos que su médico lo indique.

NO le dé a su niño medicamentos para cortar la diarrea, como por ejemplo la loperamida (Imodium), a menos que su médico lo indique. Estos medicamentos pueden empeorar la inflamación intestinal.

Cuándo solicitar asistencia médica

Llame de inmediato a su médico de cabecera si su niño:

  • tiene diarrea severa;
  • comienza a tener fiebre;
  • presenta sangre en las heces;
  • está muy cansado y no bebe;
  • presenta signos de deshidratación, tales como una menor cantidad de orina, mal humor, cansancio y sequedad en la boca.

Si la diarrea es severa, es probable que haya que cambiar la prescripción de los antibióticos.

Lleve a su niño al servicio de urgencias más cercano, o llame al 911 si su niño:

  • sufre dolor intenso;
  • presenta gran cantidad de sangre en las heces;
  • empeora en lugar de mejorar.

Puntos clave

  • La diarrea es común en los niños que están tomando antibióticos. En la mayoría de los casos es leve.
  • Los niños con diarrea leve deben terminar de tomar sus antibióticos.
  • Asegúrese de que su niño esté tomando una cantidad suficiente de líquido para mantenerse hidratado.

Mark Oliver Tessaro, MD

Bruce G. Minnes, BSc, MD, FRCPC, ABPEM

10/16/2009




Notes: