print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Celulitis

Cellulitis (Spanish)

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una infección común de la piel causada por bacterias (gérmenes). La infección hace que la piel tenga un aspecto hinchado y enrojecido, y esté dolorida y caliente al tacto. La celulitis se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. Puede comenzar con una zona pequeña que luego se hace más grande.

Si la infección no se tata, se puede propagar hacia los músculos y las articulaciones, y volverse grave. La celulitis puede afectar el sistema linfático (linfangitis) o el torrente sanguíneo (bacteriemia) de su niño.

Signos y síntomas

Su niño puede tener celulitis si un área afectada de la piel está:

  • hinchada;
  • dolorida;
  • enrojecida;
  • escamosa;
  • caliente y sensible;
  • aumentando de tamaño.

Otros síntomas pueden incluir:

  • cefalea (dolor de cabeza) acompañada de fiebre que dura más de 2 horas;
  • aspecto de enfermo;
  • muy somnoliento;
  • vómitos;
  • cambios en la personalidad, el habla o las actividades del niño;
  • pérdida de peso;
  • dificultad para caminar;
  • debilidad en los brazos o las piernas;
  • convulsiones (sacudidas del cuerpo que no se pueden detener);
  • rigidez en el cuello;
  • cefaleas relacionadas con el sueño;
  • dificultad para ver.

Causas de la celulitis

La celulitis se produce a causa de bacterias (gérmenes) como los estreptococos y los estafilococos. Las bacterias entran en el cuerpo de su niño a través de un rasguño, un corte o una rotura de la piel. Es posible que no se vea el lugar por donde entran las bacterias.

Su niño tiene más probabilidades de contraer esta infección si tiene:

  • piel seca o descamada;
  • quemaduras, arañazos, astillas, cortes o raspaduras;
  • otros tipos de infecciones que afecten a la piel;
  • picaduras de arañas o insectos;
  • una cirugía reciente.

Una vez dentro de la piel del niño, la infección se puede propagar a otras partes del cuerpo. Las piernas y los pies son zonas comunes por donde las bacterias entran al cuerpo. Su niño puede tener problemas para usar los brazos o las piernas si están infectados.

Qué puede hacer su médico respecto de la celulitis

Examen físico

El médico de su niño le hará un examen físico para saber si tiene celulitis. Es posible que su niño necesite un análisis de sangre.

Es posible que el médico o la enfermera marquen con tinta el área afectada, para ver más adelante si la infección se está extendiendo.

Antibióticos

El pediatra le prescribirá un antibiótico para tratar la infección. Por lo general, su niño podrá tomar el antibiótico por la boca (por vía oral). Si su niño tiene una infección muy leve, el pediatra puede sugerirle una crema antibiótica.

Si la infección de su niño es más grave o empeora, es posible que necesite un antibiótico por vía intravenosa. Un médico o una enfermera se lo administrarán directamente en una vena.

La infección debería mejorar luego de algunos días de tratamiento.

El cuidado de su niño en casa

Complete el tratamiento antibiótico

Incluso si su niño comienza a sentirse mejor, continúe dándole las dosis prescritas de antibiótico. La infección puede volver, sobre todo si no se completa el tratamiento como corresponde.

Tratamiento de la fiebre y el dolor

Para tratar la fiebre o el dolor, use acetaminofeno (Tylenol o Tempra) o ibuprofeno (Motrin o Advil). NO administre AAS (ácido acetilsalicílico o aspirina) a su niño.

Aplique compresas frías en el área afectada para ayudar a disminuir el dolor y la fiebre.

Tratamiento de la herida

Durante el baño, lave suavemente la zona afectada con jabón antibacteriano y agua.

La piel de su niño estará muy sensible y dolorida. Aplíquele suavemente una crema antibiótica como Bacitracin o Polysporin para ayudar a aliviar la molestia en la piel.

Durante la hora del baño, puede usar un jabón antibacteriano para lavar al niño.

Cubra la herida con un vendaje

Use un vendaje seco y limpio para cubrir la lesión. Esto la mantendrá limpia.

Mantenga a su niño hidratado

Ofrezca a su niño agua y otros líquidos con frecuencia. Evite las bebidas que contienen cafeína como el café, el té y los refrescos de cola.

Vapor frío

Coloque al niño cerca de un vaporizador de vapor frío para evitar que se le reseque y se le agriete la piel.

Virulencia

El contacto directo con una persona infectada no debería causar el contagio de la infección.

Sin embargo, si una abertura en la piel de su niño, como por ejemplo un corte o una herida, entra en contacto con la lesión abierta de una persona infectada, las bacterias pueden entrar en la piel del niño. Su niño puede contraer celulitis.

Cuándo solicitar asistencia médica

Póngase en contacto con el pediatra, o visite la clínica o el servicio de urgencias más cercano si:

  • su niño muestra síntomas de celulitis.

Vuelva a visitar a su médico si el niño:

  • no puede tomar el antibiótico prescrito porque vomita con mucha frecuencia;
  • tiene aspecto de enfermo o está muy somnoliento;
  • tiene fiebre durante más de 72 horas después de la primera dosis de antibiótico;
  • tiene mayor hinchazón, enrojecimiento o dolor después de 24 a 48 horas de tratamiento con el antibiótico;
  • desarrolla estrías rojas en la piel, que se esparcen desde el punto inicial de la infección;
  • tiene celulitis alrededor de los ojos, sin mejoría después de 24 a 48 horas de tratamiento con el antibiótico;
  • tiene menos de 3 meses de edad y su temperatura rectal es de 38 ºC (100,4 ºF).

Puntos clave

  • La celulitis es una infección de la piel que se puede propagar hacia dentro del cuerpo.
  • Póngase en contacto con el médico o visite el servicio de urgencias más cercano si su niño muestra síntomas de celulitis.
  • Respete el tratamiento prescrito de antibióticos, incluso cuando su niño se sienta mejor.
  • Cubra las heridas del niño para prevenir una mayor irritación, o para prevenir el contagio si la herida está abierta.

Tonya Solano, MD

Bruce G. Minnes, BSc, MD, FRCPC, ABPEM

 

3/5/2010




Notes: