print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Varicela

Chickenpox (Varicella) (Spanish)

¿Qué es la varicela?

Niño en cama con fiebreBoy in bed with fever

La varicela es una infección muy común en la infancia. La causa, un virus llamado Varicela zoster.

La infección suele ser leve en los niños. Sin embargo, los recién nacidos y los adultos pueden enfermarse gravemente si contraen varicela.

Normalmente, nuestro sistema inmunológico nos protege de las infecciones. La varicela es muy peligrosa para las personas con problemas del sistema inmune como la leucemia, o para cualquier persona que tome medicamentos que debilitan el sistema inmunológico. Esto incluye los esteroides y los fármacos para ayudar a los pacientes que han recibido un trasplante de órganos.

¿Qué es el herpes zoster?

El herpes zoster (culebrilla) se parece a la varicela y se produce a causa del mismo virus. Sin embargo, por lo general aparece en una parte aislada del cuerpo. El herpes zoster ocurre cuando el virus se reactiva después (de haber estado escondido en el cuerpo)/después de un periodo de incubación durante algún tiempo. Sólo las personas que ya han tenido varicela pueden contraer herpes zoster. No se puede contraer el herpes zoster de alguien que tiene varicela.

Síntomas de la varicela

La varicela por lo general comienza con una fiebre. Un día o dos más tarde, su niño tendrá una erupción que puede ser muy pruriginosa (produce mucha picazón o comezón). La erupción comienza en forma de puntos rojos.

Varicela
VaricelaChickenpox
Imagen cortesía del CDC/Dr. K.L. Hermann

Estos puntos rojos pronto se convierten en ampollas llenas de líquido. A algunas personas les brotan sólo unas pocas ampollas. Otras personas pueden tener hasta 500. Estas ampollas se secan y forman costras en el lapso de 4 a 5 días.

La varicela se propaga por contacto o a través de pequeñas gotitas en el aire

La varicela se transmite fácilmente. Pasa de persona a persona de dos formas:

  • A través del contacto directo con el virus cuando alguien toca las ampollas.
  • A través de gotitas de saliva en el aire, cuando alguien que padece varicela estornuda o tose, o incluso cuando conversa.

El virus se propaga más fácilmente 1 ó 2 días antes de que aparezca la erupción. Un niño con varicela puede transmitir la infección a otras personas hasta tanto las ampollas se hayan secado. Comuníquese con la escuela o la guardería para averiguar cuándo puede regresar su niño.

Si uno de sus niños tiene varicela, es probable que se extienda a otros miembros de la familia que aún no sean inmunes. Si alguien se contagia, la infección usualmente aparecerá entre 2 y 3 semanas después del caso original.

Una mujer embarazada que contraiga varicela se la puede transmitir a su bebé en gestación. Las madres que contraen varicela también pueden contagiársela a sus bebés recién nacidos después del parto. La varicela en las mujeres embarazadas y los bebés recién nacidos es a menudo más grave.

Tratamiento de la varicela en casa

Si su niño contrae varicela, no le administre ácido acetilsalicílico (AAS o aspirina) u otros productos que contengan AAS. El consumo de AAS aumenta el riesgo de contraer el síndrome de Reye. Esta grave enfermedad puede dañar el hígado y el cerebro de un niño.

Para controlar la fiebre de su niño, use acetaminofeno/paracetamol. Su farmacéutico puede ayudarle a elegir un medicamento antifebril con acetaminofeno/paracetamol.

La erupción de la varicela es muy pruriginosa (produce mucha comezón o picazón). Cuide mucho la piel de su niño y asegúrese de que no se rasque. Un niño que se rasca mucho puede contraer infecciones causadas por bacterias que penetran en la piel. Para prevenirlo, (se puede hacer lo siguiente)/haga lo siguiente:

  • Mantenga cortas las uñas del niño.
  • Vista a su niño con ropa liviana.
  • (Puede darle)/Dele baños de agua templada para ayudar a (reducir)/disminuir la comezón.
  • Si su niño se siente lo suficientemente bien, déjelo jugar y mantenerse activo. Eso puede distraerlo de la comezón.
  • (Es posible que el médico le recomiende)/El médico le puede recomendar una crema para ayudar a reducir la comezón.

Las siguientes son algunas señales de advertencia de que la piel de su niño se ha infectado con bacterias a través de una ampolla:

  • Comienza a tener fiebre.
  • La piel infectada está caliente al tacto.
  • Una ampolla infectada produce pus.
  • La zona infectada está hinchada y duele.

Una infección bacteriana de la piel debe recibir tratamiento médico.

Una vacuna gratuita puede prevenir la varicela

Una vacuna es un medicamento que hace que el sistema inmunológico del cuerpo produzca proteínas protectoras. Estas proteínas se denominan anticuerpos. Éstos pueden proteger a una persona de la infección (durante)/por mucho tiempo.

Todos los niños que se encuentren en buenas condiciones de salud deberían recibir la vacuna contra la varicela (cuando tiene)/al cumplir n un año de edad. Este es el consejo de la Sociedad Canadiense de Pediatría y del Comité Consultivo Nacional de Inmunización. Esta vacuna es gratuita en Ontario. La vacuna también es efectiva y segura para niños que ya caminan, adolescentes y adultos.

Si su niño no ha recibido la vacuna y entra en contacto físico o juega con otro niño que tiene varicela, aún puede protegerlo si lo vacuna de inmediato.

Si su niño tiene un sistema inmune debilitado y usted cree que podría tener varicela, llame al médico

Si su niño (tiene)/sufre de/padece de un trastorno del sistema inmunológico, o está tomando medicamentos que debilitan el sistema inmunológico, llame al médico de inmediato. Es posible que al niño se lo trate con uno de los siguientes medicamentos:

  • Gammaglobulina de Varicela-Zoster o VZIG (por su sigla en inglés). VZIG tiene gran cantidad de anticuerpos que ayudan a prevenir la varicela. Este medicamento se administra por inyección (aguja).
  • Un medicamento antiviral que disminuye la seriedad de la infección.
  • Otro tratamiento (que recomiende)/recomendado por el médico.

La varicela no se suele contraer dos veces

En la mayoría de los casos, cuando una persona contrae varicela, no se vuelve a contagiar. Esto se denomina inmunidad de por vida. Pero en raras ocasiones, se puede volver a contagiar.

La varicela puede ser problemática para las embarazadas

Las mujeres embarazadas que contraer varicela pueden presentar un cuadro grave.

Si está pensando en quedar embarazada y no ha tenido varicela, consulte a su médico acerca de la vacunación.

Si está embarazada, responda a estas preguntas acerca de la varicela:

¿Ha tenido varicela en el pasado?

□ Sí □ No

¿Se ha vacunado contra la varicela?

□ Sí □ No

¿Ha vivido con alguien que ha tenido varicela o herpes zoster?

□ Sí □ No

Si contestó que no a las tres preguntas, manténgase alejada de las personas con varicela. En ciertos momentos del embarazo, la varicela puede perjudicar a su bebé en gestación. Llame (inmediatamente)/de inmediato a su médico si se ve expuesta a la varicela.

Si contestó que sí a cualquiera de las preguntas, es probable que ya esté protegida contra la varicela. Muchas mujeres adultas ya están protegidas contra la varicela por los anticuerpos que tienen en la sangre, incluso si no recuerdan haber tenido varicela de niñas.

Los niños con varicela reciben otro tipo de atención en los hospitales

Si su niño está internado, es posible que reciba un tipo de atención diferente para evitar que contagie la varicela a otras personas. Las normas de atención especial conocidas como “precauciones de aislamiento” significan que su niño puede llegar a permanecer en una habitación privada, o cerca de otros niños que también tienen varicela.

Si su niño va al hospital y usted cree que puede tener varicela, avísele a una enfermera

Si su niño ya ha tenido varicela o fue vacunado contra la varicela, no puede contraer la infección. Pero si su niño nunca ha tenido varicela o no ha recibido la vacuna, y ha estado en contacto directo con alguien enfermo de varicela en las últimas tres semanas, puede llegar a estar infectado.

Contacto directo significa jugar, tocarse o sentarse cerca uno de otro.

Dígale enseguida al médico, a la enfermera o a la recepcionista que su niño estuvo expuesto a la varicela. Es probable que su niño reciba una atención especial para asegurar que la infección no se propague a otras personas. El virus se propaga más fácilmente antes de que aparezca la erupción. Es importante asegurar que la varicela no se propague en los hospitales, porque algunos de los niños internados pueden ser incapaces de combatir la infección.

Laurie Streitenberger, RN, BSc, CIC
Karen Breen-Reid, RN, MN
Anne Matlow, MD, FRCPC

12/16/2009
 




Notes: