print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Ciprofloxacina

Ciprofloxacin (Spanish)

Su niño necesita tomar un medicamento llamado ciprofloxacina. Esta hoja informativa explica qué es la ciprofloxacina, cómo administrarla y qué efectos secundarios o problemas puede tener su niño cuando tome este medicamento.

¿Qué es este medicamento?

La ciprofloxacina es un medicamento del grupo de los antibióticos. Los antibióticos se usan para tratar o prevenir algunos tipos de infecciones causadas por gérmenes llamados bacterias.

También suele denominársela por su marca de fábrica, Cipro®. La ciprofloxacina viene como comprimidos, comprimidos de acción prolongada y en forma líquida e inyectable.

Antes de administrar este medicamento a su niño...

Avise al médico, si su niño tiene:

  • alergia a la ciprofloxacina o a otros antibióticos quinolínicos.

Hable con el pediatra o con el farmacéutico si su niño padece alguna de las siguientes afecciones. Puede ser necesario tomar precauciones con este medicamento si su niño padece:

  • epilepsia o antecedentes de convulsiones;
  • deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa (G6PD);
  • enfermedad hepática o renal;
  • miastenia gravis (enfermedad muscular) o antecedentes de tendinitis (hinchazón del tejido que conecta el músculo al hueso).

Cómo administrar al niño este medicamento

Cuando administre ciprofloxacina a su niño, siga estas instrucciones:

  • Adminístrele a su niño la ciprofloxacina exactamente como se lo indica su médico o farmacéutico, incluso si el niño parece estar mejor. Consulte con el pediatra antes de dejar de administrar la ciprofloxacina por alguna razón.
  • Adminístrele la ciprofloxacina todos los días a las mismas horas. Elija un horario que le convenga a usted, de manera de no omitir ninguna dosis.
  • Su niño puede tomar la ciprofloxacina con las comidas o fuera de ellas; sin embargo, si este medicamento le produce malestar estomacal, déselo con las comidas.

Si a su niño le han recetado comprimidos de acción prolongada, debe tragarlos enteros. No debe triturar, masticar ni romper los comprimidos de acción prolongada.

No le dé a su niño la ciprofloxacina conjuntamente con leche, productos lácteos o jugos que contengan calcio. Evite también administrar ciprofloxacina junto con antiácidos, hierro, calcio, cinc o suplementos multivitamínicos. Su niño puede tomar ciprofloxacina al menos 2 horas antes o 6 horas después de ingerir estos productos.

Si su niño está tomando ciprofloxacina líquida, consérvela en la heladera o a temperatura ambiente. Agite bien el frasco antes de su uso y mida cada dosis con la cuchara especial o la jeringa oral que le dio el farmacéutico.

¿Qué debe hacer si su niño omite una dosis?

  • Adminístrele la dosis que ha omitido tan pronto como se acuerde.
  • Si ya es casi la hora de la siguiente dosis, no le administre la dosis que ha omitido. Administre la siguiente dosis a la hora habitual.
  • No le administre dos dosis para compensar la que se olvidó de darle.

¿Cuánto tarda este medicamento en hacer efecto?

Su niño puede comenzar a sentirse mejor poco tiempo después de empezar a tomar ciprofloxacina. Sin embargo, puede tomar varios días lograr el beneficio completo.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de este medicamento?

Puede ser que su niño tenga algunos de estos efectos secundarios mientras tome ciprofloxacina. Consulte con su pediatra si su niño sigue teniendo alguno de estos efectos secundarios, si no desaparecen, o si le producen molestias:

  • malestar y dolor de estómago, además de vómitos y diarrea (evacuaciones intestinales acuosas) leve;
  • somnolencia y mareos;
  • dolor de cabeza.

La mayoría de los siguientes efectos secundarios no son comunes, pero pueden ser signos de un problema grave. Llame al pediatra de inmediato o lleve a su niño al servicio de urgencias si presenta alguno de estos efectos secundarios:

  • sibilancias/opresión en el pecho o dificultad para respirar;
  • hinchazón de la cara, los labios, la lengua o la garganta;
  • ritmo cardíaco irregular;
  • desmayos o desvanecimientos;
  • alteraciones de la vista, como visión borrosa;
  • convulsiones;
  • dolores o molestias importantes en los músculos o las articulaciones, sobre todo en las piernas.

¿Qué medidas de seguridad se deben adoptar cuando el niño está tomando este medicamento?

Su niño puede ser más susceptible a las quemaduras solares cuando tome ciprofloxacina. Para prevenir las quemaduras solares:

  • evite la exposición directa a la luz del sol, especialmente de 10:00 a 15:00 horas;
  • evite las lámparas solares, las luces interiores brillantes y las camas de bronceado;
  • use sombreros de alas anchas, mangas largas, pantalones largos o faldas cuando esté afuera;
  • aplíquele un filtro solar con un factor de protección solar de 15 o superior.

También es importante que su niño beba una cantidad suficiente de líquido (agua o jugo) mientras tome ciprofloxacina (6-8 vasos por día).

Muy raramente, la ciprofloxacina puede provocar hinchazón, rubor, dolor o ruptura de tendones (cordones que conectan los músculos con los huesos). Consulte al médico si su niño siente un dolor agudo en el tobillo, la parte trasera de la rodilla o de la pierna, el hombro, el codo, o la muñeca después de jugar o hacer ejercicio.

Hay medicamentos que no se deben tomar junto con ciprofloxacina, o bien, en algunos casos, es necesario ajustar la dosis de ciprofloxacina o del otro medicamento. Es importante que le avise a su médico o farmacéutico si su niño toma algún otro medicamento (recetado, de venta libre o natural), incluyendo:

  • medicamentos anticoagulantes (como warfarina o Coumadin);
  • antidepresivos;
  • ciclosporina;
  • teofilina;
  • metotrexato;
  • gliburida.

¿Qué otra información importante se debe conocer?

Mantenga una lista de todos los medicamentos que está tomando su niño y muéstresela al médico o farmacéutico.

No comparta el medicamento de su niño con otros y nunca le ofrezca a su niño el medicamento de otra persona.

Mantenga los comprimidos de ciprofloxacina a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar. NO los guarde en el baño ni en la cocina. La ciprofloxacina líquida se debe almacenar en el refrigerador o a temperatura ambiente. Descarte toda la ciprofloxacina líquida que no haya utilizado después de 2 semanas.

No guarde ningún medicamento que esté vencido. Consulte con su farmacéutico sobre la mejor manera de desechar los medicamentos vencidos o sobrantes.

Asegúrese de tener siempre una cantidad suficiente de ciprofloxacina para terminar el ciclo de antibióticos prescritos. Llame a la farmacia al menos 2 días antes de que su niño se quede sin medicamento, a fin de encargar las nuevas dosis.

Mantenga la ciprofloxacina fuera de la vista y el alcance de su niño, bajo llave y en un lugar seguro. Si su niño tomó demasiada ciprofloxacina, llame al Centro Toxicológico de Ontario (Ontario Poison Centre) a través de uno de estos números. Estas llamadas son gratuitas.

  • Si vive en Toronto, llame al 416-813-5900.
  • Si vive en otro lugar de Ontario, llame al 1-800-268-9017.
  • Si vive fuera de Ontario, llame al centro local de información toxicológica.

Descargo de responsabilidad: La información de esta Guía Médica Familiar es exacta a la fecha de impresión. Ofrece un resumen informativo acerca de la ciprofloxacina, pero no contiene toda la información posible sobre este medicamento. No se detallan todos los efectos secundarios. Si tiene alguna pregunta o desea más información sobre la ciprofloxacina, hable con su médico.

Elaine Lau, BScPhm, PharmD, MSc, RPh

2/19/2009




Notes: