print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Circuncisión

Circumcision (Spanish)

La circuncisión es la remoción del anillo de tejido que cubre el pene, llamado prepucio. En caso de que usted decida que su bebé recién nacido sea circuncidado, lo más probable es que la intervención se realice durante los primeros días de vida. La circuncisión es menos popular ahora que en décadas pasadas. Hoy en día, cerca del 60% de los niños recién nacidos son circuncidados, en comparación con aproximadamente el 90% en el año 1979.

Circuncisión
Get Adobe Flash player
La circuncisión es un procedimiento que involucra la remoción del prepucio que cubre la cabeza, bálano o glande, del pene.

Para algunos padres, la decisión de circuncidar o no a su niño recién nacido es fácil de tomar. Pueden tener un motivo religioso o cultural para hacerlo. Por ejemplo, los padres judíos o musulmanes circuncidan a sus hijos por tradición. O bien, ambos padres pueden estar en contra de la circuncisión y por ende totalmente de acuerdo en que el procedimiento no es necesario.

A otros padres les resulta muy difícil tomar una decisión. Uno de los padres puede sentir que el procedimiento es necesario y el otro puede estar totalmente en desacuerdo. Para algunas familias, esta decisión puede ser una fuente de desavenencias. En esta página se describen las ventajas y las desventajas de la circuncisión del recién nacido y cómo cuidar el pene circuncidado.

Ventajas de la circuncisión del recién nacido

Tal como se mencionó, la mayoría de los padres que deciden circuncidar a su niño lo hacen por razones religiosas o estéticas. Sin embargo, existen algunas enfermedades poco frecuentes ante las cuales la circuncisión puede tener un efecto protector.

  • Infecciones urinarias: la circuncisión puede ayudar a evitar este tipo de infecciones. Sin embargo, es extraño que las infecciones urinarias se presenten en los niños varones y son simples de tratar.  
  • Infecciones debajo del prepucio (balanitis) y estrechez permanente del prepucio (fimosis): se trata de afecciones poco frecuentes y la balanitis se puede evitar con una buena higiene. En caso de que se presenten balanitis o fimosis recurrentes en un niño u hombre no circuncidado, la circuncisión se puede realizar en ese momento. Sin embargo, el procedimiento de circuncisión puede resultar más complicado y doloroso en niños mayores y en adultos. 
  • Riesgo de padecer enfermedades de transmisión sexual (ETS) más adelante:  de todas maneras, la circuncisión no protege completamente contra las ETS. 
  • Debe observarse que la limpieza adecuada del pene, tanto de niño como de adulto, reducirá aún más las posibilidades de que ocurra cualquiera de estas complicaciones, las cuales ya son de por sí poco frecuentes.

Desventajas de la circuncisión del recién nacido

La circuncisión no es un procedimiento necesario desde el punto de vista médico. Cuando se deja intacto el prepucio, éste mantiene la sensibilidad del extremo del pene y lo protege de la orina y de la materia fecal.  El prepucio también protege al orificio urinario contra infecciones.  Al retirar el prepucio se quita esta función protectora.

La circuncisión por motivos que no sean religiosos es principalmente una cirugía estética. Hace que el niño se vea “como los otros niños” o “como su padre”. A algunos padres les preocupa que su hijo sea ridiculizado cuando crezca por el aspecto de su pene. Los padres deben considerar si ser un poquito distinto a los demás constituye un motivo válido para hacer pasar a su bebé por una cirugía innecesaria.

Entre otras razones para no circuncidar a su niño se encuentran:

  • Complicaciones de la cirugía: los efectos secundarios de una cirugía son poco frecuentes, pero pueden ocurrir. Pueden incluir infecciones de la piel y del torrente sanguíneo, hemorragias, gangrenas, cicatrices y accidentes quirúrgicos. 
  • Dolor: la circuncisión es un procedimiento doloroso. El médico debe usar un anestésico para dormir la zona durante la circuncisión. 
  • Costo: en muchos países, la circuncisión a los recién nacidos se considera un procedimiento optativo. Por consiguiente, usted deberá pagar por el procedimiento. 
  • Poco tiempo para decidir: la circuncisión se realiza habitualmente durante los primeros días de vida. En caso de que usted necesite más tiempo para decidir, deberá hacerlo antes de que su bebé tenga un mes de vida. Si la cirugía se realiza mucho tiempo después, su bebé necesitará ser sometido a anestesia general

Cuidados posteriores a la circuncisión del recién nacido

Al principio, la zona de la incisión estará roja y sensible.  Esta sensibilidad desaparecerá al cabo de los primeros dos días y debe anularse casi por completo para el tercer día luego de la cirugía. La costra que se forma sobre la línea de la incisión se saldrá pasados entre siete y diez días luego de la cirugía. En algunas circuncisiones se usa un dispositivo llamado aro Plastibell que se cae entre el día 10 y 14 luego de la cirugía. El aro se caerá solo; no lo jale, ya que puede ocasionar sangrado.

Su pediatra le dará instrucciones precisas sobre cómo cuidar el pene circuncidado de su hijo. A continuación se dan algunos consejos:

  • Quite el vendaje cuando su médico le indique hacerlo. 
  • Cambie el vendaje si la herida sigue sangrando. Aplique petrolato (Vaseline) a la línea de incisión para evitar que se pegue a la gasa. 
  • Limpie la región con agua algunas veces al día o cuando se ensucie. No use jabón ya que puede ser irritante y no es necesario. 
  • Aplique petrolato (Vaseline) sobre la línea de incisión después de limpiarla, para protegerla y mantenerla blanda mientras cicatriza.

En la siguiente consulta médica de su hijo, el pediatra le revisará el pene para asegurarse de que la incisión ha cicatrizado correctamente y todo está bien.

Cuándo debe llamar al pediatra

Su pediatra le dará instrucciones precisas sobre cuándo debe solicitar atención médica de urgencia. Llame de inmediato o lleve a su niño al servicio de urgencias más cercano si ocurre lo siguiente:

  • la orina sale a gotas y fluye lentamente;
  • la cabeza del pene se torna azul o negra;
  • la incisión sangra más que algunas pocas gotas;
  • la circuncisión parece estar infectada o supura pus amarillento de la incisión;
  • su niño comienza a tener fiebre o parece estar enfermo.

Llame al pediatra dentro de las 24 horas si le parece que la región de la circuncisión no se ve normal o si le preocupa alguna otra cosa.

La circuncisión posterior al período de recién nacido

Algunos niños no circuncidados necesitan ser sometidos a este procedimiento para corregir un prepucio estrecho o eliminar infecciones recurrentes que se producen debajo del prepucio. En esos casos, la circuncisión es un procedimiento necesario desde el punto de vista médico y resulta más complicada que cuando se realiza en los recién nacidos. La circuncisión en bebés más grandes, en niños y en hombres la lleva a cabo un urólogo en un hospital y requiere anestesia general. La persona que se somete a dicho procedimiento necesita estar preparada para una cirugía y también necesitará recuperarse de la anestesia luego de la cirugía. Durante el período de recuperación se administran medicamentos para aliviar el dolor.

Hazel Pleasants, RN, MN

Andrew James, MBChB, FRACP, FRCPC

10/18/2009




Notes: