print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Tos

Cough (Spanish)

¿Qué es la tos?

La tos es el sonido y el movimiento que produce el organismo para eliminar la mucosidad o las sustancias que irritan los pulmones, las vías respiratorias superiores y la garganta. Es común que su niño tenga tos si tiene una enfermedad leve. Si su niño tiene sólo tos y ningún otro síntoma, no es un signo de una enfermedad más seria.

Otros síntomas que su hijo pueda tener con una tos le ayudarán a saber si debe consultar a un médico. Tome nota de otros síntomas como fiebre, dificultad para respirar, congestión nasal y exposición a posibles infecciones o sustancias irritantes.

La tos puede sonar húmeda, seca o perruna. La tos que dura menos de 2 semanas se llama tos aguda. La tos que dura más de 4 semanas se llama tos crónica. La causa de la tos determina la duración de la misma. Si su hijo sólo tiene tos, o tos y secreción nasal, generalmente se mejorará al término de 1 ó 2 semanas.

Causas de tos

La tos es la forma natural del organismo de eliminar la mucosidad o las sustancias irritantes de los pulmones y las vías respiratorias. Evita que ingrese a los pulmones cualquier sustancia que no sea aire. Es un proceso natural.

La causa más común es una infección viral respiratoria, como el resfrío común. Esto puede ocasionar la congestión de la nariz y la garganta. Cuando su niño tiene la nariz congestionada, la mucosidad puede gotear desde la nariz a la garganta. Esto produce un reflejo tusígeno (reflejo involuntario de toser). La tos evita que la mucosidad ingrese a los pulmones.

Las infecciones de oído (como el “oído de nadador"), la sinusitis y las infecciones pulmonares (como la neumonía) también pueden provocar tos en su niño. La exposición a sustancias que irritan las vías respiratorias también puede causar tos. Por ejemplo, la tos es frecuente en los niños que tienen contacto con familiares que fuman.

En el sistema nervioso hay receptores o señales que se activan cuando el cuerpo necesita toser. Una infección viral puede causar que estos receptores estén muy sensibles. Después de una infección viral, estos receptores pueden seguir estando sensibles. Esto causa una tos crónica.

La tos crónica también puede resultar de la exposición a una sustancia irritante o una enfermedad respiratoria persistente.

Tipos de tos

Niños con asma, crup o tos ferina

Los niños que sufren de asma, frecuentemente presentan una tos que incluye sibilancias y respiración rápida.

Los niños que sufren de crup tienen una tos perruna. Al inspirar, tienen la respiración ruidosa. La respiración puede ser normal cuando el niño no esté tosiendo.

Los niños que sufren de tos ferina (tos convulsa) frecuentemente sufren espasmos fuertes de tos. Este tipo de tos tiene un sonido característico. La tos dificulta la respiración del niño. La respiración puede ser normal cuando el niño no esté tosiendo.

Cuerpos extraños en las vías respiratorias

Los niños pequeños que han tragado un objeto pequeño o que se ahogan con un pequeño trozo de alimento pueden tener un episodio grave de tos y/o dificultad para respirar. Esto es una emergencia médica.

En algunos casos el niño presenta una tos persistente que puede durar algunas semanas o meses porque tiene un cuerpo extraño atascado en las vías respiratorias. El pediatra puede identificar y tratar el problema.

El cuidado de su niño en casa

Modifique la posición del niño cuando duerme

Los bebés que tienen tos a causa de una congestión en la nariz y en la zona posterior de la garganta, pueden tener dificultad para dormir sobre su vientre o de espaldas. Pueden estar más cómodos al dormir en brazos de un adulto o en una posición semi-sentada. Los niños mayores podrán estar más cómodos si duermen con la cabeza elevada sobre una almohada.

Favorecer el descanso cuando lo necesite

Durante el curso de la tos, su niño puede tener dificultad para dormir. Por la noche, su respiración es más lenta y superficial. Es posible que tosa más para mantener sus pulmones libres de mucosidad. Esto significa que necesitará descansar más durante el día.

Solución salina

Use solución salina nasal (Salinex u otras marcas) para ayudar a aliviar la congestión.

Ofrézcale pequeñas cantidades de líquido con frecuencia

Haga que su niño beba líquidos. Esto hará que se sienta mejor. Si su niño vomita después de toser, ofrézcale pequeñas cantidades de líquido con más frecuencia.

Nunca deje de amamantarlo porque tiene tos.

No es necesario que elimine la leche de la dieta del niño, ya que no origina ni aumenta la mucosidad. Su niño puede comer cualquier tipo de alimentos sólidos o líquidos.

Aire humidificado

El aire seco tiende a empeorar la tos. Un vaporizador o humidificador de vapor frío en la habitación del niño puede ayudar. Cambie el agua y limpie los filtros al menos una vez al día.

La tos perruna puede mejorar una vez que exponga a su niño al aire humidificado, como por ejemplo el vapor proveniente de la ducha. Salir al aire frío del exterior también puede ayudar a que su niño se siente mejor.

No se recomiendan los medicamentos para la tos

Los medicamentos de venta libre para la tos y el resfrío no se deben usar para niños menores de 2 años. NO se recomiendan para niños menores de 6 años. Los jarabes para la tos pueden tener efectos secundarios. Pueden ser peligrosos y hasta fatales para los niños pequeños, a causa de ciertos ingredientes. También pueden causar intoxicación en los niños pequeños. No se ha comprobado que estos medicamentos disminuyan la duración de la tos en niños mayores de 6 años. Tampoco se recomiendan los remedios caseros.

En niños mayores de 1 año, administre 1 ó 2 cucharaditas (5 a 10 ml) de miel pasteurizada, cada vez que sea necesario. La miel podrá aliviarlo y se ha demostrado que calma la tos. No ofrezca miel a un bebé menor de 1año.

Deben evitarse los lugares donde hay humo

Mantenga al niño alejado de los lugares donde haya humo y otros irritantes ambientales. La exposición al humo del cigarrillo puede empeorar la tos.

Cuándo es conveniente solicitar asistencia médica

Comuníquese con el pediatra si su niño:

  • tiene tos con fiebre y respiración levemente ruidosa;
  • tiene tos que persiste aún después de 2 semanas.

Diríjase al servicio de urgencias más cercano o llame al 911 si su niño:

  • no puede alimentarse o vomita a menudo debido a la tos;
  • tiene tos perruna y respiración ruidosa;
  • dificultad para respirar que no mejora con la exposición al aire frío, al aire humidificado o al vapor;
  • tiene los labios o la piel de color azul;
  • no puede respirar debido a la tos;
  • tiene tos persistente o dificultad para respirar y podría haberse ahogado con algún trozo de alimento u otro objeto.

Puntos clave

  • La tos es un síntoma común en los niños.
  • En la mayoría de los casos se debe a un resfrío común y no requiere tratamiento.
  • Los medicamentos de venta libre para la tos y el resfrío NO se recomiendan para niños menores de 6 años.
  • Algunos síntomas que pueden acompañar a la tos, como fiebre, respiración ruidosa, dificultad para alimentarse o respiración rápida, pueden ayudarle a saber cuándo llevar a su niño al médico.
  • Todos los casos de tos con respiración ruidosa (como sibilancias) o fiebre, deben recibir control médico.

Beth Gamulka, MDCM, FRCPC

Janine A. Flanagan, HBArtsSc, MD, FRCPC

Bruce G. Minnes, MD, FRCPC, ABPEM

10/16/2009




Notes: