print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Diarrea

Diarrhea (Spanish)

¿Qué es la diarrea?

La diarrea se produce cuando su niño tiene evacuaciones intestinales frecuentes y blandas o acuosas. A menudo, la diarrea es producto de un virus que infecta el revestimiento interno de los intestinos.

A veces una infección bacteriana o parásitos puede causar la diarrea. También se puede producir por la ingestión de ciertas comidas, bebidas o antibióticos.

Para obtener más información, sírvase consultar Diarrea asociada a antibióticos.

La diarrea también puede ser producto de alguna enfermedad que afecta la absorción de los alimentos en los intestinos.

Signos y síntomas de diarrea severa

La diarrea severa puede ser perjudicial porque causa deshidratación. La deshidratación es la pérdida de líquido en el cuerpo. Los bebés pueden perder mucho líquido muy rápidamente. Los signos de deshidratación pueden incluir:

  • boca seca;
  • menos lágrimas al llorar;
  • ojos hundidos;
  • no orina (hace pis) con la frecuencia habitual;
  • orina de color oscuro;
  • fontanela (la “zona blanda” en la parte superior de la cabeza del bebé) hundida en los bebés de menos de un año;
  • poca energía.

Para obtener más información, sírvase consultar Deshidratación.

La diarrea puede durar hasta 1 semana

La diarrea puede durar de uno a 7 días. En este lapso, dele de beber a su niño una cantidad abundante de líquido para prevenir la deshidratación. Su niño debe seguir comiendo para mantenerse saludable.

Cómo cuidar en casa al niño con diarrea

Diarrea en bebés alimentados a pecho

Durante los primeros meses de vida, es normal que muchos de estos bebés tengan evacuaciones intestinales muy blandas. Si hay un aumento súbito en la cantidad de movimientos intestinales, puede ser que el bebé esté teniendo diarrea. Entre otros signos de diarrea se cuentan las heces que contienen mucosidad o sangre. Las heces con muy mal olor también pueden ser un signo de diarrea. Si piensa que su bebé tiene diarrea continúe amamantándolo, pero hágalo con más frecuencia. No deje de amamantar cuando el bebé tiene diarrea.

Si la diarrea es severa o si nota signos de deshidratación, puede ofrecerle una solución de rehidratación oral como Pedialyte. Déle Pedialyte entre las comidas o después de las mismas. La solución de rehidratación oral NO debe reemplazar a la leche materna.

Si el bebé no toma bien el pecho, utilice un gotero para darle leche materna extraída o solución de rehidratación oral. Déle 1 cucharadita (5 ml) de leche materna extraída o solución de rehidratación oral cada 3 minutos. Aumente la cantidad según la tolere. Cuando el bebé no haya vomitado en el transcurso de 4 horas, intente amamantar nuevamente.

Si por algún motivo debe suspender la lactancia materna, asegúrese de bombear sus pechos hasta que pueda continuar amamantándolo. No le dé a su bebé ningún otro tipo de líquido, como jugo, agua de arroz, bebidas deportivas, té o bebidas caseras.

Si su bebé come alimentos sólidos y tiene diarrea, continúe con su dieta habitual. Si vomita, ofrézcale leche materna o solución de rehidratación oral, como se describe anteriormente. Cuando hayan transcurrido 4 horas sin que vomite, puede ofrecerle alimentos simples. Entre estos se cuentan los alimentos de bajo contenido en azúcar y fáciles de digerir, como cereal o plátano pisado. Los bebés generalmente pueden volver a su dieta habitual al día siguiente.

Diarrea en bebés alimentados con preparado para lactantes

Los bebés alimentados con preparado para lactantes deben continuar con la fórmula habitual mientras tienen diarrea. No diluya el preparado.

Si su bebé no vomita, ofrézcale tanto preparado para lactantes como desee. Ofrézcale alimentarse con más frecuencia de lo habitual.

Si su bebé vomita el preparado para lactantes, utilice una solución de rehidratación oral, como Pedialyte o solución electrolítica pediátrica. Dele 1 cucharadita (5 ml) de solución de rehidratación oral cada 2 a 3 minutos. Continúe hasta que el bebé pueda tolerar cantidades más grandes sin vomitar. Trate de darle al menos 2 a 3 cucharaditas por cada libra de peso (20 ml por kilogramo), cada hora mientras esté despierto. Cuando hayan transcurrido 2 horas sin que su bebé vomite, vuelva a ofrecerle el preparado para lactantes. Asegúrese de seguir dándole cantidades pequeñas de solución con más frecuencia.

Si su bebé sigue vomitando el preparado habitual por un período de más de un día, comuníquese con el médico. No le dé ningún otro tipo de líquido, como jugo, agua de arroz, bebidas deportivas, té o soluciones caseras.

La diarrea en bebés que comen alimentos sólidos

Si su bebé come alimentos sólidos y tiene diarrea, continúe con su dieta habitual. Si vomita, ofrézcale preparado para lactantes o solución de rehidratación oral, como se describe anteriormente. Cuando hayan transcurrido al menos 4 horas sin que vomite, puede ofrecerle alimentos simples. Entre estos se cuentan los alimentos de bajo contenido en azúcar y que sean fáciles de digerir, como cereal o plátano pisado. Los bebés generalmente pueden volver a su dieta habitual al día siguiente.

Diarrea en niños pequeños

Si la diarrea es leve, puede limitar el consumo de jugos, gaseosa de jengibre y otras bebidas gaseosas. Estas bebidas contienen azúcares que empeoran la diarrea. Las bebidas que contienen cafeína, como las bebidas cola, también empeoran la diarrea.

Si la diarrea es frecuente y muy acuosa, dele de beber al niño una gran cantidad de líquido. Si su niño muestra signos de deshidratación, puede darle una solución de rehidratación oral (como Pedialyte, Enfalyte o solución electrolítica pediátrica). A muchos niños no les gusta la solución de rehidratación oral debido al gusto salado. Es posible que prefieran la solución cuando está fría. Algunos niños prefieren los chupetines helados de solución de rehidratación oral. Estos se consiguen en las tiendas de comestibles y en las farmacias.

También puede tratar de darle un poco de sabor a la solución de rehidratación oral mezclándola con jugo. Use una proporción 1:2 (1 parte de jugo y 2 partes de solución de rehidratación oral). Si no existe la opción de la solución de rehidratación oral, ofrézcale al niño una bebida electrolítica deportiva como Gatorade. Antes de administrar estos tratamientos a su niño, consulte a su médico.

Si su niño vomita, evite darle alimentos sólidos. Asegúrese de ofrecerle una cantidad abundante de líquido. Dele a su niño 1 ó 2 cucharaditas de líquido cada 5 minutos. Aumente la cantidad según la tolere. Si no ha vomitado en el transcurso de 4 horas, entonces puede comenzar a darle alimentos sólidos otra vez.

Cuando han tenido vómitos o diarrea, lo que muchos niños pueden digerir con mayor facilidad son los alimentos simples y ricos en almidón. Ejemplos de este tipo de alimentos incluyen cereales, pan, galletas, arroz, fideos, papas y plátanos. Su niño debería seguir comiendo alimentos sólidos mientras tiene diarrea. Una buena nutrición lo ayudará a recuperarse.

Diarrea en niños de 3 años y mayores

Si la diarrea es leve, limite el consumo de jugos, gaseosa de jengibre y otras bebidas gaseosas. Estas bebidas contienen azúcares que empeoran la diarrea. Las bebidas que contienen cafeína, como las bebidas cola, también empeoran la diarrea.

Si la diarrea es frecuente y muy acuosa, dele de beber al niño una gran cantidad de líquido. La mayoría de los niños mayores de 3 años, cuando tienen diarrea, pueden tomar los líquidos habituales o bebidas deportivas. Si su niño muestra signos de deshidratación, puede darle una solución de rehidratación oral (como Pedialyte, Enfalyte o solución electrolítica pediátrica). A muchos niños no les gusta la solución de rehidratación oral debido al gusto salado. Es posible que prefieran la solución cuando está fría. Algunos niños prefieren los chupetines helados de solución de rehidratación oral. Estos se consiguen en las tiendas de comestibles y en las farmacias.

También puede tratar de darle un poco de sabor a la solución de rehidratación oral mezclándola con jugo. Use una proporción 1:2 (1 parte de jugo y 2 partes de solución de rehidratación oral). Si no existe la opción de la solución de rehidratación oral, ofrézcale al niño una bebida electrolítica deportiva como Gatorade.

Si su niño vomita, evite darle alimentos sólidos. Asegúrese de ofrecerle una cantidad abundante de líquido. Dele a su niño 1 ó 2 cucharaditas de líquido cada 5 minutos. Aumente la cantidad según la tolere. Si no ha vomitado en el transcurso de 4 horas, entonces puede comenzar a darle alimentos sólidos otra vez.

Cuando han tenido vómitos o diarrea, lo que muchos niños pueden digerir con mayor facilidad son los alimentos simples y ricos en almidón. Ejemplos de este tipo de alimentos incluyen cereales, pan, galletas, arroz, fideos, papas y plátanos. Su niño debería seguir comiendo alimentos sólidos mientras tiene diarrea. Para recuperarse, es importante una buena nutrición.

La diarrea infecciosa se transmite fácilmente

La diarrea causada por virus u otras infecciones es muy contagiosa. Higienice muy bien sus manos y las de su niño con agua y jabón cada vez que vaya al baño o le cambie el pañal.

Tratamiento de la dermatitis del pañal

La diarrea puede causar gran irritación en la piel de la zona del pañal. Aplique cremas o ungüentos sobre la piel del niño para reducir la dermatitis del pañal. Utilice petrolato (Vaseline) y cremas a base de óxido de zinc, como Penaten e Ihle's Paste. Limpie la piel de su niño inmediatamente después de cada deposición. Luego, aplique una capa abundante de crema protectora.

No le administre ningún medicamento para contrarrestar la diarrea a menos que el médico se lo indique

No existen medicamentos probadamente seguros y efectivos contra la diarrea causada por virus. De hecho, los antibióticos pueden hacer que la diarrea empeore. Pueden interferir con las bacterias saludables que viven en los intestinos.

Algunos medicamentos prescriptos o los de venta libre pueden causar muchos problemas. Pueden producir somnolencia excesiva, empeorar los cólicos o causar otros problemas. Otros pueden resultar peligrosos para los niños.

No administre a su niño medicamentos para contrarrestar la diarrea sin consultar antes con su médico. En general, el mejor tratamiento para la diarrea es evitar la deshidratación, dándole al niño gran cantidad de líquidos.

Cuándo es conveniente solicitar asistencia médica

Visite al pediatra si su niño:

  • muestra signos leves de deshidratación pero puede beber algunos líquidos;
  • ha estado vomitando durante más de 48 horas;
  • tiene menos de 3 meses de edad;
  • tiene fiebre y es mayor de 3 meses de edad;
  • presenta mucosidad en la diarrea;
  • tiene diarrea severa (más de 8 veces por día) durante más de 2 días;
  • tiene diarrea leve durante más de 2 semanas.

Lleve a su niño al servicio de urgencias más cercano o llame al 911 si su niño:

  • muestra signos de deshidratación y no puede beber líquidos;
  • el vómito o la diarrea son de color verdoso o sanguinolentos;
  • tiene dolor abdominal (en el vientre) intenso que empeora y no se alivia al mover el intestino;
  • aparenta estar muy enfermo;
  • tiene fiebre y/o diarrea que no disminuye, y es menor de 3 meses de edad.

Puntos clave

  • La diarrea consiste en evacuaciones intestinales frecuentes y blandas o acuosas.
  • La diarrea puede causar deshidratación, lo cual puede ser peligroso.
  • Los signos de deshidratación incluyen boca seca, ojos hundidos, orinar con poca frecuencia y mostrar poca energía.
  • Cuando su niño tenga diarrea, continúe con su dieta habitual. Debe ofrecerle una cantidad abundante de líquido.
  • Si su niño es un bebé, consulte con el médico acerca de darle ciertos líquidos.
  • Consulte con su médico antes de darle al niño solución oral de rehidratación para evitar la deshidratación.
  • Consulte con su médico si el niño no logra beber líquidos, presenta sangre en las heces o siente un dolor persistente. Consulte con su médico si su niño parece estar más enfermo.

Stephen Freedman, MDCM, MSc, FRCPC, FAAP

11/17/2009




Notes: