print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Herpangina y enfermedad mano-pie-boca

Herpangina and Hand-Foot-and-Mouth Disease (Spanish)

¿Qué es la herpangina?

La herpangina es una infección causada por un virus. Ocasiona pequeños puntos rojos que aparecen en la parte posterior de la boca. Esos puntos se transforman luego en pequeños sacos llenos de líquido (ampollas), que se revientan rápidamente y dejan pequeñas úlceras o llagas. Las úlceras son muy pequeñas, de 2 a 4 milímetros de ancho (1/8 de pulgada aproximadamente). Pueden ser muy dolorosas y hacer que su niño rechace la comida y el agua.

¿Qué es la enfermedad mano-pie-boca?

La enfermedad mano-pie-boca causa los mismos puntos y úlceras en la boca que la herpangina. También produce puntos en las manos y los pies. Estos puntos pueden aparecer además en la zona del pañal.

Ambas están causadas por el virus Coxsackie A

La herpangina y la enfermedad mano-pie-boca están causadas por el mismo virus. No existe un tratamiento contra este virus.

Los puntos y las úlceras que aparecen con ambas enfermedades desaparecen por sí solos en un lapso de 10 días.

El virus se propaga por contacto o por la respiración

El virus es frecuente en el verano y a comienzos del otoño. Se puede encontrar en la saliva y en las heces (materia fecal).

Un niño con herpangina y enfermedad mano-pie-boca es más contagioso durante la primera semana de la infección. Sin embargo, puede propagar el virus durante varias semanas.

El período de incubación de este virus es de 3 a 6 días. Durante este período, un niño puede contagiar el virus sin mostrar síntomas de la enfermedad.

El virus se propaga cuando un niño toca heces infectadas y se pone la mano en la boca. El virus también puede propagarse a través de los pulmones al toser y estornudar.

El virus también puede sobrevivir sobre superficies y objetos, como mostradores o juguetes, el tiempo suficiente como para contagiar a otra persona.

Prevención del contagio y de la recurrencia

Para prevenir el contagio, asegúrese de lavarse las manos y las de su niño a menudo. Asegúrese de hacerlo:

  • luego de limpiar la nariz del niño;
  • después de cambiarle el pañal;
  • luego de usar el baño;
  • antes de preparar la comida.

No existe una vacuna contra el virus.

Signos y síntomas

Tanto la herpangina como la enfermedad mano-pie-boca pueden comenzar con fiebre, dolor de garganta y malestar general durante varios días antes de la aparición de los puntos en la boca. Los niños pueden no querer comer y ponerse muy irritables. Los niños mayores podrán quejarse de dolores de cabeza y de garganta, y de falta de energía.

Las complicaciones son leves

La complicación más común de la herpangina y de la enfermedad mano-pie-boca es la deshidratación. Deshidratación significa no tener suficiente agua en el cuerpo. Los niños pueden negarse a ingerir líquidos debido al dolor que sienten en la boca. Sin embargo, con el cuidado en casa, la mayoría de los niños pueden ingerir suficientes líquidos para mantenerse hidratados.

Es muy raro que se presenten otras complicaciones.

El cuidado de su niño en casa

Para la herpangina se indica un tratamiento de apoyo. Esto significa mantener al niño hidratado y tan cómodo como sea posible. Esto ayudará al cuerpo a combatir la infección.

Los antibióticos no son efectivos contra los virus. No ayudarán a curar la herpangina ni la enfermedad mano-pie-boca.

Alivio del dolor

Para controlar el dolor, puede darle a su niño acetaminofeno (Tylenol, Tempra u otras marcas) o ibuprofeno (Advil, Motril u otras marcas). Si el niño no puede tomar el medicamento por vía oral, puede utilizar supositorios analgésicos por vía rectal.

Se puede administrar acetaminofeno e ibuprofeno al mismo tiempo. O puede administrar uno y luego el otro, cada 3 horas. Siga siempre las instrucciones de la etiqueta o consulte con el pediatra.

Beber pequeñas cantidades de líquidos con frecuencia

Para prevenir la deshidratación, ofrézcale al niño pequeñas cantidades de líquido con frecuencia. Los alimentos frescos y suaves como los helados y el puré de manzana calman el dolor y no irritan las llagas. Los cítricos, las bebidas gaseosas y los alimentos salados o picantes pueden causar una mayor irritación.

Cuándo solicitar asistencia médica

Comuníquese con el pediatra si:

  • el dolor no se alivia con acetaminofeno e ibuprofeno;
  • las úlceras en la boca duran más de 10 días.

Diríjase al servicio de urgencias más cercano o llame al 911 si:

  • el niño siente dolor en el pecho, tiene dificultad para respirar, presenta un ritmo cardiaco muy acelerado o parece muy cansado;
  • tiene dolor de cabeza, vomita, presenta dolor o rigidez en el cuello, o cambia su comportamiento.

Puntos clave

  • La herpangina es una infección común y dolorosa en la parte posterior de la boca del niño. Puede durar hasta 10 días.
  • La herpangina y la enfermedad mano-pie-boca están causadas por virus de la misma familia.
  • El único tratamiento es un buen control del dolor y asegurarse de que el niño tome suficiente cantidad de líquido para mantenerse hidratado.
  • Asegúrese de lavarse las manos y las del niño a menudo para prevenir la propagación de la enfermedad.

Christopher Sulowski, MD

Janine A. Flanagan, HBArtsSc, MD, FRCPC

10/16/2009




Notes: