print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Parásitos intestinales

Intestinal Parasites (Spanish)

¿Qué es un parásito?

Un parásito es un microorganismo o animal pequeño que vive dentro de o sobre otro organismo y se nutre de él. Un parásito no puede vivir por sí solo. Los parásitos incluyen a las pulgas, los piojos y los gusanos. Las enfermedades parasitarias incluyen infecciones por protozoos (organismos unicelulares como los agentes causales de la malaria), helmintos (gusanos) y artrópodos (como el responsable de la sarna).

¿Qué es un parásito intestinal?

Como su nombre lo indica, los parásitos intestinales viven en los intestinos. Los parásitos intestinales son generalmente protozoos (como Giardia) o gusanos (como oxiúridos o tenias) que ingresan al cuerpo de su niño y usan el intestino como refugio. El parásito vive en el intestino u otras partes del cuerpo y suele reproducirse, pudiendo causar síntomas o infección.

Los parásitos son muy comunes en todo el mundo; las infecciones parasitarias se transmiten en lugares concurridos como las guarderías. Asimismo, los niños de los países en desarrollo generalmente portan algún tipo de parásito. Las condiciones sanitarias deficientes y la mala calidad del agua aumentan el riesgo de contraer parásitos.

Dos de los parásitos intestinales más frecuentes son Giardia y Oxiurus. Otros parásitos suelen afectar a niños nacidos fuera de Canadá o que han vivido en países en desarrollo donde las condiciones sanitarias e higiénicas son deficientes. Éstos incluyen Ascaris, amebas y tenias.

Giardiasis (Giardia)

La giardiasis es una enfermedad transmitida por el agua. Su niño puede contraer la infección al beber agua de una fuente contaminada. Los niños son más proclives a desarrollar giardiasis en regiones en que las instalaciones sanitarias y de agua potable son inadecuadas o en lugares donde hay muchas personas en contacto estrecho, como las guarderías.

La giardiasis también recibe el nombre de fiebre del castor porque se puede contraer al beber agua de lagos que no ha sido tratada.

Signos y síntomas de la giardiasis

Si bien algunos niños nunca desarrollan signos ni síntomas, pueden ser portadores del parásito y diseminarlo a través de sus heces. En el caso de los niños que se enferman, los síntomas pueden incluir:

  • diarrea acuosa;
  • heces blandas y de apariencia aceitosa;
  • cansancio;
  • retorcijones estomacales;
  • hinchazón;
  • náuseas;
  • notable pérdida de peso.

La giardiasis no se caracteriza por la presencia de sangre y mucosidad en las heces. Los síntomas generalmente se presentan alrededor de las dos semanas después de la infección. Con el tratamiento, los síntomas pueden mejorar en seis semanas. La mayoría de los niños nunca necesita tratamiento.

Causas de la giardiasis

El parásito responsable (Giardia lamblia) se puede encontrar en ríos, corrientes y lagos, o en suministros municipales de agua, piletas de natación y estaciones termales. La infección también se puede transmitir a través de alimentos contaminados o del contacto persona a persona. Los parásitos también se pueden encontrar en las heces de animales.

Complicaciones de la giardiasis

Las complicaciones potenciales de la giardiasis incluyen:

  • diarrea grave, que es bastante infrecuente, aunque puede llevar a la deshidratación.

Cómo se diagnostica la giardiasis

Para averiguar si su niño tiene giardiasis, es probable que su médico realice un análisis de las heces de su niño. También es posible que su niño deba repetir este análisis unos días más tarde para asegurar la exactitud de los resultados.

Tratamiento de la giardiasis

Existen algunos medicamentos para tratar esta infección parasitaria. Su pediatra determinará el tratamiento más apropiado para las necesidades de su niño.

Oxiuriasis (Oxiurus)

Los oxiúridos son gusanos pequeños y blancos con aspecto de hebra que viven en el recto. Durante la noche, el gusano sale del ano y deposita sus huevos en la piel circundante. Esto produce una gran picazón. Los oxiúridos pueden generar incomodidad, pero no causan enfermedad.

Los huevos de Oxiurus son muy persistentes. Pueden permanecer hasta 2 semanas fuera del cuerpo, sobre la vestimenta, la ropa de cama u otros objetos.

Signos y síntomas de la oxiuriasis

En general, los niños que tienen oxiúridos no suelen presentar síntomas. Pueden padecer una gran picazón alrededor del ano, especialmente de noche. Es posible que no logren conciliar el sueño. También pueden estar malhumorados debido a la irritación.

Es probable que usted vea al gusano adulto alrededor del ano de su niño, en su ropa interior o en sus pañales, o en el inodoro después de ir al baño.

Causas de la oxiuriasis

Los oxiúridos pueden transmitirse fácilmente entre los niños. Cuando un niño se rasca en un área infectada, puede llevar los huevos a sus dedos o a la parte inferior de sus uñas. La transmisión de la infección ocurre cuando el niño infectado pasa los huevos a otro niño, y éste los traga sin saberlo.

Los oxiúridos también pueden transmitirse en forma indirecta. Los huevos de una persona infectada pueden adherirse a juguetes, asientos de inodoro, vestimentas o ropa de cama. Un niño puede contraer una infección al tocar los huevos y llevarlos a su boca. Los niños son más propensos a contraer oxiúridos en climas más templados y en guarderías.

Cómo se diagnostica la oxiuriasis

Para diagnosticar la oxiuriasis, el médico puede recomendar una prueba llamada método de la cinta engomada o Graham. Tanto usted como su pediatra pueden realizar esta prueba, que consiste en colocar una cinta adhesiva de celofán sobre la piel alrededor del ano. La cinta se examina luego bajo el microscopio en busca de huevos de oxiúridos. Si la prueba se realiza en el hogar, conviene hacerla por la mañana antes de que el niño se bañe o salga de la habitación. Usted deberá llevar luego la muestra de cinta a su pediatra.

Otra forma de poner en evidencia la oxiuriasis es viendo el gusano adulto alrededor del ano de su niño, en su ropa interior o en sus pañales, o en el inodoro después de ir al baño. Recuerde: es de color blanco y no mide más de un centímetro de largo.

Tratamiento de la oxiuriasis

Si se confirma la oxiuriasis, el médico podrá recetar una medicación oral. Por lo general, el medicamento tarda unas dos semanas en actuar. La picazón puede continuar durante una semana.

Si se diagnostica la enfermedad en un miembro de la familia, los otros miembros de la familia también se deberán examinar y tratar.

Otros parásitos comunes en niños

Blastocystis hominis

Blastocystis hominis es un parásito pequeño que se encuentra en las heces de niños sanos o niños con diarrea o dolor estomacal. La infección por lo general mejora por su cuenta.

Dientamoeba

Dientamoeba vive en el intestino. Se propaga a través de aguas o alimentos contaminados. Dientamoeba no provoca enfermedad.

Ascaris

Ascaris es un tipo de nematodo (gusano redondo) que produce una infección llamada ascariasis. Los gusanos pueden medir hasta 41 centímetros. Este parásito sólo es grave cuando el cuerpo se infesta con cientos de gusanos. En este caso, el niño desarrollará síntomas.

Amebas

La amebiasis se produce cuando entran amebas al organismo de su niño y se multiplican allí. Esta infección puede no mostrar síntomas. La infección grave, que es infrecuente, produce síntomas como fiebre, diarrea, ictericia o pérdida de peso.

Tenias

Las infecciones por tenias son provocadas por aguas o alimentos contaminados. El individuo se infecta ingiriendo huevos de tenia, que se desplazan desde el intestino para formar quistes en tejidos y órganos corporales. Las larvas de tenia pueden crecer y dar tenias adultas, que viven en el intestino.

Cuándo solicitar asistencia médica

Llame al pediatra si:

  • la diarrea o las náuseas de su niño duran más de 2 semanas;
  • su niño se deshidrata.

Asegúrese de avisar a su médico si el niño está en una guardería, si ha viajado recientemente a otro país o si pudo haber bebido agua contaminada.

Prevención

La mejor defensa contra los parásitos es una buena higiene. Su niño, su familia y el personal de la guardería deberían adoptar los siguientes hábitos saludables:

  • Lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de cambiar pañales, ir al baño o jugar al aire libre.
  • Evitar el consumo de agua potencialmente contaminada, o bien hervirla o filtrarla.
  • Lavar regularmente la ropa de cama.
  • Lavar los juguetes de los niños con desinfectante.
  • Cambiarse regularmente la ropa interior.
  • Intentar no tragar agua al nadar en piletas, lagos o corrientes.
  • Dado que los huevos de oxiúridos son sensibles a la luz, es conveniente abrir las persianas o las cortinas de las habitaciones durante el día.

Puntos clave

  • Un parásito intestinal vive en el intestino u otras partes del cuerpo y suele reproducirse.
  • Las condiciones sanitarias deficientes y la mala calidad del agua aumentan el riesgo de contraer parásitos intestinales.
  • En el caso de los niños que se enferman, los síntomas pueden incluir diarrea acuosa, cansancio y náuseas.
  • El tratamiento puede incluir medicación oral.
  • La mejor defensa contra los parásitos es una buena higiene.

Mark Feldman, MD, FRCPC

5/7/2010
Related Articles
Intestinal Parasites




Notes: