print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Miringotomía y colocación de tubos de drenaje: cuidado en casa después del procedimiento

Myringotomy and Ear Tubes: Care at Home After the Procedure (Spanish)

El otorrinolaringólogo acaba de drenar líquido de los oídos de su niño en un procedimiento llamado miringotomía. También es probable que haya colocado unos tubos blandos y muy pequeños en los tímpanos de su niño. Estos tubos permitirán que el líquido drene fácilmente del oído. Los tubos ayudarán a mejorar la audición de su niño y a reducir el dolor. También pueden ayudar a que su niño desarrolle menos infecciones del oído.

Tubo de ventilación del oído medio
Get Adobe Flash player
El tubo de ventilación se coloca en la membrana del tímpano para igualar la presión del aire en ambos lados del tímpano. También permite que el oído se seque.

Un otorrinolaringólogo o cirujano de cabeza y cuello es un médico que se especializa en problemas de oídos, nariz y garganta.

La mayoría de los niños pueden irse a la casa el mismo día del procedimiento

Por lo general, la operación toma de 15 a 20 minutos.

Su niño no debería experimentar dolor durante este procedimiento.

Si a su niño se le realiza una cirugía ambulatoria, podrá volver a casa después de que se haya recuperado por completo de la anestesia (medicamento para dormir). La enfermera de su niño le dirá cuándo puede regresar a casa. Esto será generalmente de 4 a 5 horas después del ingreso del niño al hospital.

El cuidado de su niño en casa

Es posible que drene líquido del oído de su niño

De los oídos de su niño puede drenar líquido durante 3 ó 4 días después de la colocación de los tubos. Este líquido puede ser gris o marrón y puede oler mal. Esto es normal.

Los tubos permanecerán en los oídos de su niño varios meses

Los tubos eventualmente se saldrán, pero tal vez usted no los vea porque son muy pequeños.

En ocasiones, será el otorrinolaringólogo quien deba quitar los tubos. Si la audición de su niño empeora después de varios meses, podría deberse a que los tubos se han salido o bloqueado y se ha acumulado líquido nuevamente. Si esto ocurre, llame a su pediatra o médico de cabecera.

Cómo limpiar el oído de su niño

No introduzca nada en el oído de su niño

Colocar un objeto en el interior del oído de su niño, como un hisopo de algodón, podría causar una perforación del tímpano. Para limpiar el oído de su niño, utilice un paño limpio húmedo a fin de secar el líquido de la oreja.

Su niño puede bañarse. Para prevenir infecciones del oído, evite que el agua jabonosa entre al oído de su niño. Utilice tapones de silicona para oídos al bañar y lavar la cabeza del niño, de manera de proteger sus oídos. Estos elementos se consiguen en cualquier farmacia local. Usted también puede adquirir tapones para los oídos a medida en cualquier centro audiológico. Solicite al personal de la clínica de otorrinolaringología una lista de estos centros.

Medicamentos

Gotas óticas antibióticas

Es posible que su otorrinolaringólogo prescriba gotas óticas antibióticas para su niño. Su enfermera le mostrará cómo colocar las gotas antibióticas en el oído de su niño.

Analgésicos

Cuando su niño vuelva a casa después del procedimiento, siga estas instrucciones:

Puede administrarle a su niño un medicamento para calmar el dolor (analgésico).

Es posible que antes de que deje el hospital le den una receta para un analgésico. Siga las indicaciones que le dé el farmacéutico en cuanto a las dosis que debe administrar. Aunque estos medicamentos recetados para calmar el dolor pueden ser beneficiosos, si no se los utiliza correctamente también pueden ser muy peligrosos.

Si nota algún cambio preocupante en la respiración o en el nivel de somnolencia de su niño mientras toma estos medicamentos, deje de administrárselos y solicite atención médica. Si su niño no responde a los estímulos, llame inmediatamente al 911.

Mientras su niño tome el analgésico recetado, no le dé ningún medicamento de venta libre que pueda tener un efecto sedativo (que le dé sueño). Los descongestionantes y antihistamínicos son ejemplos de este tipo de medicamentos. Consulte sobre estos medicamentos con su farmacéutico.

Si su niño siente dolor, puede darle acetaminofeno (como Tylenol o Tempra). Dele la dosis que se indica en el envase para la edad de su niño. No le dé a su niño ibuprofeno (Motrin, Advil, o Midol) ni ASA (Aspirin) las primeras 2 semanas después de la cirugía. Estos medicamentos podrían aumentar el riesgo de hemorragia (sangrado) después de la operación. Antes de darle a su niño estos medicamentos, consulte con la enfermera o el médico.

Su niño puede retomar sus actividades habituales el día después del procedimiento

Su niño puede regresar a la guardería o a la escuela el mismo día de dejar el hospital, si se siente bien.

Natación

Consulte a su médico antes de permitir a su niño practicar natación, si tiene colocados los tubos de drenaje. Si el médico dice que puede nadar, asegúrese de que utilice tapones para los oídos y un gorro o una vincha de natación. Para evitar el empuje del agua en el oído, su niño no deberá nadar bajo el agua mientras tenga los tubos de drenaje colocados.

Solicite una visita de control con el otorrinolaringólogo

El día que su niño deje el hospital o el día siguiente, llame a la clínica de otorrinolaringología para solicitar una visita de control con el médico de su niño.

Esta visita será por lo general de 2 a 4 meses después de la colocación de los tubos. Luego de esta visita de control, su niño deberá ver al médico cada 6 meses hasta que los tubos se salgan.

Anote aquí la fecha y la hora de la visita de control:

 

Infección del oído

Si usted cree que su niño tiene una infección en el oído, llévelo a su médico de cabecera. Si observa líquido drenando del oído de su niño, tal vez necesite gotas óticas antibióticas.

Razones para llamar al otorrinolaringólogo

Usted debe llamar al otorrinolaringólogo, a la clínica de otorrinolaringología o a su médico de cabecera si:

  • Del oído de su niño drena líquido durante más de 4 días después de la operación.
  • Su niño tiene fiebre y su temperatura excede los 38,5 °C (101 °F). 
  • Del oído de su niño comienza a drenar líquido nuevamente, o bien el drenaje adquiere el aspecto de pus espeso de color verdoso y con fuerte olor. 
  • A su niño le empiezan a doler los oídos.

Si es una urgencia, o si usted está preocupado, no espere. Lleve a su niño al servicio de urgencias más cercano.

Anote aquí la información de contacto

El otorrinolaringólogo de mi niño es:

Número telefónico:

Mi médico de cabecera es:

Número telefónico:

El número telefónico de la clínica de otorrinolaringología es:

Puntos clave

  • Limpie el oído de su niño con un paño húmedo. No introduzca nada en el oído de su niño.
  • Hable con su otorrinolaringólogo antes de permitirle practicar natación.
  • Es posible que su niño necesite gotas óticas antibióticas.
  • Si el oído de su niño se infecta, llame a su médico de cabecera o a la clínica de otorrinolaringología.
Ida Cheung, RN
Tomka George, RN
Pauline Lackey, RN
Paolo Campisi, MSc, MD, FRCSC, FAAP
11/17/2009




Notes: