print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Conjuntivitis (ojo rojo)

Pink Eye (Conjunctivitis) (Spanish)

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana delgada (conjuntiva) que cubre la parte blanca del ojo (esclerótica). Esta membrana se torna de color rosa o rojo.

La causa más frecuente de la conjuntivitis es un virus. También se puede producir a causa de una infección bacteriana o una reacción alérgica.

La conjuntivitis también suele llamarse ojo rojo.

Signos y síntomas de la conjuntivitis

Su niño puede tener:

  • enrojecimiento de los ojos y del interior de los párpados;
  • los párpados levemente inflamados;
  • picazón en los ojos;
  • secreción ocular clara o amarillo verdosa.

La conjuntivitis viral generalmente afecta ambos ojos. Su niño también puede presentar otros síntomas. Cuando se despierta, puede tener los ojos pegajosos. La secreción de los ojos es generalmente transparente.

La conjuntivitis bacteriana a menudo afecta un solo ojo al principio. Usted podrá notar una secreción amarilla o verde. Esta secreción forma costras en los párpados.

La conjuntivitis alérgica se puede producir cuando su niño es alérgico a alguna sustancia del medio ambiente. Su niño puede ser alérgico al polen de artemisa, al polen de los árboles, a la hierba o a los animales. Afecta ambos ojos y produce poca o ninguna secreción. Su niño puede tener los ojos llorosos y con comezón.

Los adolescentes que usan lentes de contacto deben quitarse las lentes. Hágalo revisar por un médico o especialista en el cuidado de la vista para determinar si el enrojecimiento está relacionado con el uso de las lentes de contacto.

Tratamiento de la conjuntivitis del niño

La conjuntivitis viral puede durar entre una y dos semanas y no requiere tratamiento médico. Se debe resolver por sí sola.

Trate la conjuntivitis bacteriana de su niño con gotas o ungüentos antibióticos. Los síntomas generalmente mejoran en un lapso de 24 a 48 horas después de iniciado el tratamiento. La conjuntivitis bacteriana se suele tratar por un período de cinco a siete días.

Trate la conjuntivitis alérgica de su niño con antihistamínicos por vía oral (por boca) o gotas oftálmicas para los síntomas de la alergia. Consulte el tratamiento con el pediatra.

El cuidado de su niño en casa

Prevención del contagio

La conjuntivitis viral y la bacteriana son muy contagiosas. La infección se puede propagar fácilmente de las siguientes maneras:

  • a través del contacto con el ojo infectado y luego con su propio ojo;
  • a través del contacto con las manos que hayan tocado el ojo infectado, y luego con su propio ojo;
  • por compartir almohadas, toallas, toallas faciales, maquillaje u otros productos faciales.

Cuando una persona que está en contacto directo tiene conjuntivitis bacteriana o viral, evite compartir objetos que entren en contacto con la cara o los ojos. Lávese las manos correctamente con agua y jabón, y utilice un desinfectante para manos a base de alcohol para detener la propagación de la infección. Evite frotar el ojo con la mano.

Limpieza de los ojos

Algunos niños se sienten mejor cuando se les quita la secreción del ojo lavándolo con una compresa tibia. Aplique una toalla o toalla facial limpia y húmeda con agua tibia sobre el ojo afectado y limpie suavemente la secreción o la costra. Para cada limpieza, use una parte limpia de la compresa. Descarte inmediatamente la compresa o póngala a lavar. Lávese las manos después de hacer esto.

También puede limpiar el ojo y aliviar la picazón con solución salina u otras gotas oftálmicas suavizantes. Consulte a su farmacéutico.

La conjuntivitis puede ser irritante, pero generalmente no es dolorosa. Su niño no debería necesitar un analgésico.

Reduzca la propagación de la infección

Los niños con conjuntivitis viral son tan contagiosos como los que han adquirido un virus de resfriado. El virus se puede propagar al toser y estornudar. La conjuntivitis viral puede durar hasta 2 semanas. No es necesario que mantenga a su niño fuera de la escuela o la guardería durante todo ese tiempo.

Los niños con conjuntivitis bacteriana pueden regresar a la escuela o a la guardería 24 horas después de haber comenzado el tratamiento con gotas o ungüento. Si tiene alguna pregunta acerca del tiempo que su hijo debe permanecer alejado de otras personas, consulte con su médico.

Ayude a reducir la propagación de la infección con las buenas prácticas de higiene descritas anteriormente.

Los niños con conjuntivitis alérgica no pueden contagiarla. Su niño puede seguir yendo a la escuela o a la guardería.

Cuándo solicitar asistencia médica

Comuníquese con el pediatra si:

  • el niño desarrolla síntomas de conjuntivitis;
  • los síntomas del niño duran más de 7 a 10 días.

Lleve a su niño al servicio de urgencias más cercano o, si es necesario, llame al 911 si:

  • su niño experimenta algún cambio en la visión;
  • dolor de ojos;
  • sensibilidad a la luz;
  • la inflamación de los párpados aumenta.

Ocasionalmente, su niño puede experimentar visión borrosa que desaparece al parpadear o limpiarle la secreción. La conjuntivitis nunca se asocia con una visión borrosa o una disminución de la visión constantes.

Puntos clave

  • La causa más frecuente de la conjuntivitis son infecciones virales asociadas con el resfriado común. También se puede producir a causa de una infección bacteriana o alergias.
  • Los niños con conjuntivitis bacteriana deben tratarse con gotas o ungüento antibiótico. Éstos no son necesarios para la conjuntivitis viral.
  • La conjuntivitis viral y la bacteriana son contagiosas. Para evitar que se propaguen, lávese bien las manos y utilice un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • La conjuntivitis no debería causar ningún daño crónico en la visión del niño.
  • Solicite atención médica si nota algún cambio en la visión, enrojecimiento persistente, dolor de ojos o inflamación de los párpados.

Beth Gamulka MDCM, FRCPC

Janine A. Flanagan HBArtsSc, MD, FRCPC

Bruce G. Minnes, MD, FRCPC, ABPEM

 

3/5/2010




Notes: