print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Desarrollo social y emocional: los primeros seis meses de vida

Social and Emotional Development: The First Six Months (Spanish)

Bebé afroamericano y papá sonriéndose el uno al otro
Primer mes

Cuando su beb� era un reci�n nacido, pasaba una gran cantidad de tiempo durmiendo. Sin embargo, ahora se est� volviendo socialmente m�s responsable. Le gusta que usted lo levante, y se entusiasma sobremanera cuando usted lo acurruca.

Los beb�s pasan por diferentes estados de alerta. El estado de alerta tranquila es cuando su beb� se muestra mimoso y calmo, cuando puede mirarla a usted a los ojos, escuchar su voz, conocer sus alrededores y acostumbrarse a su entorno. El estado de alerta activa es cuando su beb� se mueve frecuentemente, mira a su alrededor y produce sonidos. Los otros estados de alerta son el llanto, el adormecimiento y el sue�o. Su beb� pasar� por estos estados una y otra vez a lo largo del d�a.

A medida que su beb� crezca, usted podr� ayudarlo a manejar sus estados de alerta. Por ejemplo, si su beb� comienza a tener el sue�o cambiado, usted puede proporcionarle una menor estimulaci�n de noche aliment�ndolo en una habitaci�n a oscuras y poni�ndolo en la cama una vez que termine de alimentarlo. Del mismo modo, usted puede proporcionarle una mayor estimulaci�n durante el d�a jugando con �l.

Al principio, el llanto ser� la �nica forma de comunicaci�n de su ni�o, y es importante que usted tome conciencia de que llorar� bastante este mes. El llanto de su beb� aumentar� gradualmente en las primeras semanas de vida, y alcanzar� un m�ximo aproximadamente a las seis semanas.

Segundo mes

En este mes, los beb�s empiezan a mostrar regocijo, inter�s y aflicci�n a trav�s de sus expresiones faciales. Hacen esto moviendo la boca, las cejas y los m�sculos de la frente de diferentes maneras. Las expresiones faciales del beb� reflejan las emociones que siente en ese momento y no son premeditadas. Las expresiones emocionales se comunican a trav�s de un lenguaje universal.

A partir de los dos meses, su beb� mostrar� un gran inter�s en su rostro y en los rostros de sus otros cuidadores. Su capacidad para mantener el contacto visual con usted aumentar� continuamente. El ni�o tendr� una marcada preferencia por mirar rostros en lugar de objetos inanimados.

Su beb� puede intentar imitar las expresiones faciales de sus cuidadores, como por ejemplo sacar la lengua o abrir grande la boca, pero no la de objetos inanimados como mu�ecos que exhiban gestos similares. Esto significa que su beb� se da cuenta de que existen semejanzas entre �l y las personas que lo rodean. A medida que crezca, su beb� se valdr� de la imitaci�n como herramienta esencial para aprender nuevos comportamientos. La observar� a usted y a sus otros cuidadores y aprender� de lo que ustedes hagan.

Comenzar� a interesarse en las conversaciones de las personas, y en c�mo las personas se turnan para escuchar y hablar. Emitir� sonidos si usted le habla y esperar� que usted responda. De hecho, si su beb� est� llorando, es posible que usted pueda distraerlo simplemente habl�ndole.

�ste es un mes excitante en la escena social de su beb�, porque es probable que sea el momento en que dibuje su primera sonrisa �real�. Antes de este momento, la sonrisa de su ni�o aparec�a fortuitamente y lo m�s probable es que apareciera cuando estaba so�ando o no estaba completamente despierto. Ahora, la sonrisa de su beb� es m�s social, lo que significa que �l sonreir� en respuesta a la sonrisa de su madre. Esto conduce a una nueva etapa de comunicaci�n cara a cara. Usted puede consolidar el v�nculo con su beb� a trav�s de la sonrisa. En este momento, su ni�o tendr� una mayor capacidad para sosegarse, lo que har� felices a todos a su alrededor. 

Cuando juegue con su beb�, tenga presente que un compa�ero social vivo y real es mucho mejor que un juguete o un video. Interact�e con su beb�, e intente no dejarlo mirando los llamados videos �educativos�.

Tercer mes

Alrededor del tercer mes de vida, el llanto de su beb� comenzar� a desaparecer.

Las sesiones de sonrisas con su beb� se volver�n cada vez m�s animadas y placenteras. Cuando las cosas se vuelvan demasiado intensas emocionalmente para su beb�, �l dejar� de mirarla y mirar� a la distancia por algunos instantes. Esto se llama aversi�n a la mirada, y le da a usted la pauta de que el nivel de excitaci�n de su beb� es demasiado elevado. Intente respetar la necesidad de su beb� de una pausa o de una disminuci�n del ritmo.

Su beb� continuar� fascinado con su propia voz. Practicar� sonidos cada vez que est� feliz y de buen talante. Disfrutar� imit�ndola y haciendo que usted lo imite.

Cuarto mes

Su beb� empieza a mejorar la capacidad para comunicar lo que necesita. Por ejemplo, levantar� sus brazos en el aire para hacerle saber que quiere que lo alce. Por su parte, usted se volver� m�s eficiente para reconocer el significado de su llanto. Tanto usted como su beb� estar�n felices por esto.

Para este momento, su beb� ser� capaz de observar su despliegue de emociones, como el tono de su voz, sus expresiones faciales y su lenguaje corporal. �l podr� imitar las diversas emociones que vea. Si usted muestra emociones negativas, �l podr� reaccionar de diferentes maneras. Por ejemplo, si usted muestra enojo, �l podr�a molestarse tambi�n; si usted muestra tristeza, tal vez �l mire a la distancia e interact�e menos con usted; y si usted muestra miedo, es posible que �l se vuelva asustadizo. Si las personas que rodean al beb� est�n discutiendo o peleando, es probable que �l capte las emociones perturbadoras que lo rodean.

Quinto mes

En este mes podr�a presentarse otro logro encantador de su beb�: la primera risa. Es un sonido m�gico que usted har� lo que sea para o�r.

Aunque su beb� no haya desarrollado una ansiedad ante los extra�os, puede empezar a mostrar una diferencia en la manera de reaccionar ante las personas desconocidas. Si bien probablemente tolere a un individuo extra�o, es posible que se mantenga callado y serio ante esa persona. Preferir� estar alrededor de personas que conozca, y especialmente junto a usted.

Para este momento, su beb� ya podr� mostrar enojo y frustraci�n a trav�s de sus expresiones faciales. Recuerde que est� enojado �en ese momento� y no enojado con usted. Intente no tomar su enojo como algo personal o sentir que usted est� actuando de manera inadecuada.

El peque�o est� empezando a decirle qu� le gusta y qu� no le gusta. Si �l ya ingiere alimentos s�lidos y usted le ofrece algo que no desea, �l dar� vuelta la cabeza con una expresi�n de disgusto en su rostro. De la misma forma, si �l desea hacer algo, pero a�n no ha aprendido c�mo hacerlo, le har� saber a usted cu�n frustrado se siente.

Tenga en cuenta que su beb� se est� comunicando con usted al mostrarle c�mo se siente. Intente tratar los sentimientos de su beb� con respeto y no los minimice. Si su beb� le est� comunicando su tristeza o frustraci�n, intente resolverle este problema. Si usted comienza a frustrarse y tensionarse, trate de calmarse primero. S�lo as� podr� reconfortar eficazmente a su beb�. Y si siente que ha llegado a su l�mite, busque a un familiar o amigo fiable para que vigile a su beb� mientras usted se tranquiliza. Si usted es perceptiva a los sentimientos de su beb�, �l podr� lidiar mejor con las emociones negativas, comportarse de una manera m�s cooperativa y ser mentalmente m�s sano en el largo plazo. �Recuerde que �ste es el momento de disfrutar de su beb�!

Sexto mes

Su peque�o puede comenzar a imitar sus acciones y sus emociones. Si usted hace cosas como toser o tocar un tambor, tal vez �l intente hacerlas tambi�n. Si usted sonr�e, es probable que �l sonr�a. Si usted frunce el ce�o, tal vez �l se muestre triste o incluso puede largarse a llorar. Algo que quiz� le encante es sacar la lengua cuando usted lo haga.

En este momento, es posible que su beb� comience a girar su cabeza cuando usted lo llame por su nombre. Tal vez �l empiece a seguir su mirada y a prestar atenci�n a lo que usted est� mirando. Este es el principio de la atenci�n conjunta, que es la capacidad de su beb� de coordinar su atenci�n con la suya o la de otro cuidador o amigo.

Cuando las cosas se vuelvan demasiado intensas emocionalmente para su beb�, tal vez tenga otras reacciones adem�s de apartar la mirada. Es probable que d� vuelta la cabeza, arquee la espalda, cierre sus ojos, se sobresalte, mire a otra persona, acuda a usted, comience a succionar, bostece, haga alg�n gesto o se largue a llorar. �stos son indicios de que su beb� est� expuesto a demasiados est�mulos. Si usted responde ofreciendo a su beb� una pausa y reduciendo el ritmo, �l se mostrar� en general menos tensionado.

Joanne Cummings, PhD, CPsych

9/21/2009




Notes: