print article
For optimal print results, please use Internet Explorer, Chrome or Safari.

Faringitis estreptocócica

Strep Throat (Spanish)

¿Qué es la faringitis estreptocócica?

Es una infección en la garganta causada por una bacteria, o germen, denominado estreptococo. Los síntomas principales de la infección son la fiebre y el dolor de garganta. La faringitis estreptocócica es frecuente en niños entre 4 y 8 años de edad, y es rara en niños menores de 2 años. Un tipo de faringitis causada por el estreptococo beta-hemolítico del grupo A (EBHGA) puede causar complicaciones en otras partes del organismo. Otras formas de faringitis estreptocócica no causan estas complicaciones.

Signos y síntomas

  • dolor de garganta;
  • fiebre;
  • es posible que su niño se rehúse a comer o beber debido al dolor;
  • es posible que su niño tenga dificultad para tragar;
  • enrojecimiento e inflamación de las amígdalas, en algunos casos, con una cobertura blanco amarillenta;

Algunos niños pueden tener otros síntomas como dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal y muscular.

Los síntomas de la faringitis estreptocócica son similares a los del dolor de garganta causado por un virus u otras enfermedades. Por eso es necesario que el proveedor de cuidado de salud examine a su niño para identificar la causa verdadera.

¿Qué puede hacer el médico en caso de faringitis estreptocócica?

Hisopado de fauces (cultivo)

Para encontrar la causa del dolor de garganta del niño, el médico utilizará un hisopo para tomar una muestra de las secreciones de la garganta (cultivo). Para hacer el cultivo, el médico frotará un hisopo, que es un palillo con un trozo de algodón en la punta, en los lados y el fondo de la garganta de su niño. El hisopo luego se analiza para diagnosticar si es una infección del Grupo A (estreptococo).

En algunas clínicas se utiliza un análisis rápido para identificar el estreptococo. Este análisis es útil sólo cuando da un resultado positivo. Cuando da negativo, no sirve para descartar la posibilidad de faringitis estreptocócica.

Antibióticos

Aunque la faringitis estreptocócica puede mejorar sin necesidad de tomar medicamentos, una infección causada por el EBHGA puede traer complicaciones si no se trata. Si el cultivo es positivo, es decir que indica la presencia del EBHGA, el médico le prescribirá antibióticos por vía oral (por boca). Otras formas de faringitis estreptocócica no requieren tratamiento con antibióticos.

El cuidado de su niño en casa

Controle la fiebre y complete el tratamiento con los antibióticos

La fiebre y el dolor de garganta generalmente mejoran en un lapso de 3 días, una vez que se inicia el tratamiento con los antibióticos Es importante completar el tratamiento a fin de evitar la recurrencia de la infección, la resistencia al antibiótico y las complicaciones de la enfermedad.

Para tratar la fiebre o el dolor, puede usar acetaminofeno (Tylenol, Tempra u otras marcas) o ibuprofeno (Motrin, Advil u otras marcas). NO le administre AAS (ácido acetilsalicílico o aspirina) a su niño.

Ofrézcale alimentos blandos y una dieta líquida

Comer y beber puede ser doloroso para un niño que sufre faringitis estreptocócica. Aquí se brindan algunos consejos para facilitarle las cosas a su niño:

  • Si tiene problemas para tragar, ofrézcale alimentos blandos que sean fáciles de tragar, como sopa, helado, postre o yogurt.
  • Debe ofrecerle una cantidad abundante de líquido. Puede resultarle útil usar una pajita o una taza con tapa.
  • Si su niño tiene más de 1 año, trate de darle 1 ó 2 cucharaditas (5 a 10 ml) de miel pasteurizada para suavizar la garganta y aliviar la tos.
  • Los niños mayores pueden tratar de hacer gárgaras con agua tibia y sal.

Los niños mayores y los adolescentes pueden sentir cierto alivio cuando chupan trocitos de hielo y pastillas. Esto no es conveniente para los niños pequeños, ya que se pueden atragantar.

Reduzca la propagación de la infección

La faringitis estreptocócica se puede propagar fácilmente a otros miembros de la familia y compañeros de clase. Todo niño o adulto que viva en la misma casa y presente los mismos síntomas en los 5 días posteriores, debería someterse a un hisopado de fauces. A partir de las 24 horas de iniciado el tratamiento con los antibióticos, el niño ya no contagia. Esto significa que el niño podrá regresar a la escuela luego de 1 día, si se siente mejor.

Otros consejos para evitar la propagación de la infección:

  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón o utilizar un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • El niño no debe compartir vasos ni utensilios con amigos ni compañeros.
  • Asegúrese de lavar todos los utensilios y vasos que utilice el niño con agua jabonosa caliente o en un lavaplatos.
  • Estornudar tapándose la boca con la curva del codo, o toser cubriéndose la boca y la nariz.
  • Evite los besos y el contacto facial.

Complicaciones

Absceso en la garganta

La faringitis estreptocócica puede derivar en el desarrollo de un absceso en la garganta (acumulación de pus en los tejidos). Los síntomas incluyen fiebre alta, voz ronca, dificultad para abrir la boca, aumento de la salivación y el babeo, e hinchazón en el cuello. Si se presentan estos síntomas, solicite atención médica.

Otras complicaciones

Si bien es rara, otra complicación es la fiebre reumática, una afección que puede involucrar la piel, las articulaciones, el corazón y el cerebro. Otras complicaciones son la inflamación de las articulaciones (artritis) y la inflamación de los riñones.

El tratamiento de la faringitis estreptocócica con antibióticos casi siempre evita estas complicaciones.

Cuándo llamar al pediatra

Comuníquese con el pediatra si:

  • la fiebre no baja en un lapso de 3 días, una vez que se inicia el tratamiento con los antibióticos;
  • usted tiene otras preocupaciones o preguntas;
  • el niño comienza a tener fiebre, erupción, hinchazón en las articulaciones o le falta el aire.

Llévelo al servicio de urgencias más cercano, o llame al 911 de ser necesario, si su niño:

  • no puede beber ni comer y se está deshidratando;
  • tiene dificultad para respirar;
  • aparenta estar muy enfermo.

Puntos clave

  • Los síntomas principales de la faringitis estreptocócica son la fiebre y el dolor de garganta.
  • Si sospecha que su niño puede tener esta enfermedad, llévelo al pediatra.
  • Es fundamental completar el tratamiento con los antibióticos para prevenir una recaída y complicaciones.
  • Para aliviar el dolor, ofrézcale alimentos blandos y bebidas frías, así como analgésicos.
  • Asegúrese de que todos los miembros de la familia o personas cercanas que presenten los mismos síntomas, se hagan ver por el médico.

    Ehud Rosenbloom, MD

    Janine A. Flanagan, HBArtsSc, MD, FRCPC

     

     




    Notes: