Vía venosa central (VVC)

Central venous line (CVL) [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

Obtenga información sobre la vía venosa central (VVC). Permite administrar medicamentos al niño cuando lo necesita por una terapia intravenosa larga.

¿Qué es una VVC?

Línea venosa central

Un catéter en las venas yugulares externa e interna, en la vena subclavia derecha y en la vena cava superior
Una línea venosa central es un tubo que se inserta en los vasos sanguíneos principales que se dirigen al corazón de su niño.

VVC es la sigla correspondiente a vía venosa central. También puede escuchar que la llamen línea central, catéter venoso central o línea venosa central. Una VVC es un tubo largo, blando, delgado y flexible que se inserta en una de las venas grandes que van al corazón.

Es una línea intravenosa (IV por su sigla en inglés) especial que se usa en los niños que necesitan terapia intravenosa durante mucho tiempo. Terapia intravenosa significa que se coloca un medicamento en el interior de la vena. Las venas de los niños pueden dañarse por inserciones frecuentes y dolorosas de agujas. La VVC hace que sea más fácil y más cómodo para su niño recibir medicamentos (como por ejemplo quimioterapia) y líquidos por vía intravenosa, y dar muestras de sangre. Algunos tratamientos, como la diálisis, también requieren una VVC.

En esta página se explica la colocación de la VVC, cómo prepararse para el procedimiento y la manera de cuidar a su niño. Utilice esta información para explicar a su niño lo que va a suceder, con palabras que pueda entender.

Antes del procedimiento

Si su niño ya se encuentra en el hospital, una enfermera del Servicio de Acceso Vascular se reunirá con usted para explicarle el procedimiento y responder sus preguntas. Si su niño es un paciente ambulatorio, el equipo médico a cargo de su niño le explicará el procedimiento a usted.

El médico que insertará la VVC se reunirá con usted para explicarle el procedimiento, responder sus preguntas y obtener su consentimiento.

Usted también se va a reunir con el anestesista antes del procedimiento. Este es el médico que administrará a su niño el medicamento para dormir (anestesia).

Hable con su niño acerca del procedimiento

Es importante hablar con los niños acerca de lo que va a suceder, antes de cualquier procedimiento. Los niños se sienten menos ansiosos cuando saben lo que va a pasar. Hable con su niño de una manera que entienda. Es importante ser honesto. Explíquele a su niño que se dormirá durante el procedimiento y que se despertará después. Si usted no está seguro de cómo responder las preguntas de su niño, pídale ayuda al Especialista en Terapia para Niños Hospitalizados de su unidad.

Análisis de sangre

Es posible que su niño deba hacerse algunos análisis de sangre antes del procedimiento. Esto se hace por la seguridad del niño. El pediatra lo determinará.

Alimentos y líquidos

El día del procedimiento su niño recibirá anestesia general. Esto significa que el día del procedimiento, antes de la cirugía, no deberá consumir alimentos sólidos. Su niño podrá consumir líquidos de la siguiente manera:

Lo que su niño puede comer y beber antes de recibir el medicamento especial para dormir (sedantes o anestesia general)

Horas antes del procedimientoLo que usted debe saber
Medianoche antes del procedimiento

No más alimentos sólidos. Esto también significa no más goma de mascar ni caramelos.

Su niño todavía puede beber líquidos tales como leche, jugo de naranja y líquidos claros. Líquidos claros son todos aquellos líquidos a través de los cuales se puede ver, como por ejemplo jugo de manzana, gaseosa de jengibre o agua.

6 horasNo más leche, preparado para lactantes o líquidos a través de los cuales no se puede ver, como leche, jugo de naranja o refrescos de cola.
4 horasDeje de amamantar a su bebé.
2 horasNo más líquidos claros. Esto significa no más jugo de manzana, agua, gaseosa de jengibre, gelatina o chupetines helados.
Si usted recibió otras instrucciones sobre lo que puede comer y beber su niño, escríbalas aquí:

Es muy importante que su niño tenga el estómago vacío durante y después de la anestesia. Al tener el estómago vacío se disminuye la posibilidad de que el niño vomite y se ahogue.

Qué sucede durante el procedimiento

Antes del procedimiento, su niño recibirá un “medicamento especial para dormir", llamado anestesia general. Esto asegurará que su niño duerma durante el procedimiento y no sienta dolor alguno.

Un radiólogo intervencionista o un cirujano le colocará la VVC a su niño en la Unidad de Radioterapia Guiada por Imágenes (IGT por su sigla en inglés) o en el quirófano (sala de operaciones). La IGT utiliza equipos especiales para llevar a cabo procedimientos que, en el pasado, posiblemente requerían cirugía tradicional.

Durante el procedimiento, el médico hace pasar el tubo de la VVC por una vena del cuello y la coloca en una vena grande que lleva al corazón, donde el flujo sanguíneo es rápido. Esta ubicación permite un mejor mezclado de los medicamentos y los líquidos intravenosos.

Es posible que durante el procedimiento se usen equipos como ultrasonido y fluoroscopia, una máquina especial de rayos X. Se podrá tomar una radiografía de tórax después del procedimiento para asegurar que la VVC está en la ubicación correcta.

Insertar la VVC tomará aproximadamente 1 hora.

Durante el procedimiento, se le pedirá que aguarde en la sala de espera. Cuando el procedimiento haya terminado y su niño empiece a despertarse, podrá verlo. Una vez insertada la VVC, el médico o la enfermera saldrán a la sala y le informarán sobre el desarrollo del procedimiento.

Riesgos de la inserción de una VVC

Todo procedimiento médico conlleva cierto riesgo. Cada procedimiento se evalúa considerando el beneficio para el niño frente al riesgo que puede implicar. Los procedimientos se pueden considerar de bajo riesgo hasta alto riesgo.

La inserción de una VVC generalmente se considera un procedimiento de bajo riesgo. El riesgo del procedimiento variará en función del estado de salud, la edad y el tamaño de su niño, así como de cualquier otro problema que pueda tener.

Los riesgos que puede presentar la inserción de un catéter central, incluyendo una VVC, pueden incluir:

  • imposibilidad de encontrar una vena abierta que acepte la VVC
  • sangrado o hematomas
  • infección
  • coagulación
  • aire en los pulmones o en las venas
  • ruptura de un vaso sanguíneo
  • ritmo cardíaco anormal
  • ruptura del catéter
  • muerte (muy, muy poco frecuente)

Qué puede ocurrir luego del procedimiento

Después del procedimiento, su niño tendrá dos vendajes grandes, uno en el cuello y otro sobre el área del pecho. Estos vendajes son estériles. Esto significa que se colocan de una manera especial que permite mantener el sitio tan libre de gérmenes como sea posible.

La venda del cuello parece de tela y se quitará después de algunas horas. También habrá un vendaje sobre el punto de salida de la VVC sobre la pared torácica. Es normal que se observe un poco de sangre debajo del vendaje. Usted podrá ver una pequeña sutura (puntos) tanto en el cuello como en la zona del tórax. Estos puntos se disolverán y caerán solos, generalmente al término de varias semanas.

La VVC se puede utilizar inmediatamente.

Es posible que su niño sienta un poco de dolor o molestia después del procedimiento

Luego del procedimiento, algunos niños pueden sentir leve dolor o molestia en el cuello o en el pecho los primeros dos días. Si esto ocurre, consulte a su enfermera o médico si puede darle algo a su niño para aliviarlo.

Los niños suelen sentir el cuello rígido debido al vendaje que se le coloca en el cuello. Es bueno y seguro para su niño mover el cuello en la forma habitual.

Su niño no sentirá dolor alguno cuando se use la VVC.

Cómo se debe cuidar la VVC

Siempre deberá haber un vendaje en el pecho, sobre el sitio de la VVC. Este vendaje mantiene la VVC limpia y segura. El extremo del tubo del catéter, llamado conector, permanecerá cerrado con un tapón.

Mientras esté en el hospital, las enfermeras cuidarán la VVC de su niño. Las enfermeras cambiarán los vendajes y cuidarán la VVC utilizando material estéril. Esto evita que la VVC se infecte.

Cuando su niño regrese a casa, una Enfermera Comunitaria controlará la VVC. A medida que usted vaya ganando confianza para controlar la VVC, las Enfermeras Comunitarias le enseñarán a asumir parte del cuidado.

La VVC siempre tendrá una infusión o un Hep-Lock (catéter intravenoso heparinizado). Una infusión significa que los líquidos pasan a través de un tubo y una bomba. La heparina es un medicamento que ayuda a evitar que la VVC se obstruya, de modo que funcione correctamente cada vez que su niño necesite recibir un medicamento o fluidos por vía intravenosa. La VVC se enjuagará con un nuevo volumen de heparina después de cada uso. Si la VVC no se usa todos los días, el enjuague de heparina se hará cada 24 horas.

Es importante mantener siempre la VVC seca. Si la VVC se moja, se puede infectar. Su enfermera le enseñará cómo cubrir la VVC para mantenerla seca cuando su niño se bañe. Si el vendaje se moja, se debe cambiar inmediatamente.

Protección de la VVC

Aunque una VVC es bastante segura, si se tira de ella se puede salir. Es muy importante asegurarse de fijar siempre la VVC en forma de bucle y cubrirla con un vendaje. También es importante que el extremo del catéter, llamado conector, esté fijo con cinta adhesiva al pecho o abdomen de su niño, para evitar jalarlo accidentalmente.

Frecuentemente el extremo del catéter se envuelve con gasa para ayudar a mantenerlo limpio y evitar que raspe la piel del niño. Mantener la VVC fija al cuerpo del niño con cinta adhesiva evitará que se tuerza o se deforme. Esto es muy importante para evitar que se dañe o rompa.

Cuidados después de la inserción de la VVC

Contacte a su Enfermera Comunitaria, al Servicio de Acceso Vascular del hospital o a su médico o enfermera clínica si usted observa alguno de los siguientes signos:

  • Su niño tiene fiebre o escalofríos.
  • La zona de la VVC o el cuello está enrojecidos, hinchados o sangran.
  • Hay goteo o drenaje en el sito de la VVC.
  • Le resulta difícil o imposible enjuagar la VVC de su niño.
  • Su niño siente dolor cuando se usa la VVC.
  • La VVC de su niño se ha desplazado o salido parcial o totalmente.

Como cada situación es diferente, también debería preguntarle al médico si en el caso de su niño debe seguir alguna instrucción específica.

Actividades

Luego de insertada la VVC, su niño podrá retomar la mayoría de sus actividades habituales al término de 1 ó 2 días, siempre y cuando no sienta dolor alguno. Esto incluye ir a la guardería o a la escuela. Avísele a los cuidadores o maestros que el niño tiene colocada la VVC.

Es posible que su niño también pueda jugar y participar en algunos deportes como tenis y andar en bicicleta. Es importante que su niño mantenga todas las actividades habituales que pueda. Sin embargo, hay algunas cosas que debería evitar:

  • Deportes acuáticos y natación. Un vendaje mojado aumenta el riesgo de infección. Si el vendaje se moja, se debe cambiar inmediatamente.
  • Evite utilizar tijeras en las proximidades de la VVC. Nadie (su niño, una enfermera, un médico o usted), debería usar tijeras en las proximidades de la VVC. Esto evitará que se corte.
  • Evite los deportes que podrían hacer que la VVC se golpee o que se salga el catéter, como hockey, fútbol, gimnasia o baloncesto.
  • No permita que otros niños toquen o jueguen con la VVC.

Qué debe hacer si se rompe la VVC

Antes de dejar el hospital, se le dará un Botiquín de Emergencias para la VVC. Este botiquín contiene los materiales que usted va a necesitar en el caso de que se rompa la VVC de su niño. Una enfermera le dará el botiquín y lo revisará con usted antes de que usted se vaya. Usted debe asegurarse de que el botiquín esté siempre con su niño por si la VVC alguna vez se rompe.

Si la VVC se rompe, haga lo siguiente:

  1. Mantenga la calma. Sujete la VVC con una pinza entre el sitio de la rotura y donde ingresa a su niño
  2. Limpie el área rota con un hisopo embebido en clorhexidina
  3. Coloque una gasa limpia por debajo del área rota de la VVC y sujétela a la gasa con cinta adhesiva. Envuelva la gasa alrededor del catéter y luego fije con cinta esta envoltura de gasa al pecho de su niño.
  4. Si el orificio es pequeño, usted debería tratar de heparinizar la VVC (si se le ha enseñado cómo hacerlo) para evitar que se obstruya. Heparinizar significa inyectar o enjuagar con heparina el tapón de la VVC
  5. Llame al Servicio de Acceso Vascular ni bien haya hecho esto para obtener más instrucciones. Se le pedirá que traiga a su niño al hospital para examinarlo.

Algunas VVC se pueden reparar y no hace falta reemplazarlas. Algunas VVC rotas se deberán extraer.

Qué debe hacer si se cae el tapón de inyección

Si se cae el tapón de inyección, busque los materiales del botiquín de emergencia para la VVC y siga los pasos siguientes:

  1. Lávese las manos
  2. Limpie el extremo de la VVC con un hisopo embebido en clorhexidina
  3. Tome un nuevo tapón del botiquín y enrósquelo al extremo de la VVC. Coloque una gasa y sujétela con cinta alrededor del catéter
  4. Sujete el rollo de gasa con cinta al pecho del niño
  5. Usted, si se le ha enseñado cómo, o bien la Enfermera Comunitaria, deben cambiar el tapón tan pronto como sea posible, aplicando la técnica estéril.

Detalles que usted debe conocer acerca de la VVC de su niño

Es importante que usted sepa algunas cosas acerca de la VVC de su niño. Si usted tiene algún problema y necesita llamar a la Enfermera Comunitaria o al Servicio de Acceso Vascular, será útil que pueda suministrar la siguiente información acerca de la VVC de su niño, así como información sobre el problema. Complete la siguiente información:

Fecha de inserción:

Tipo y tamaño de catéter (marque con un círculo el que corresponde):

  • lumen individual
  • doble lumen
  • triple lumen

Catéter utilizado para (marque con un círculo todos los que corresponden):

  • antibióticos
  • productos hemoderivados
  • quimioterapia
  • medicamentos
  • toma de muestras de sangre
  • NPT
  • otro:

Notas sobre la VVC:

¿Cuánto tiempo puede permanecer colocada la VVC?

Una VVC puede permanecer colocada meses o años, siempre y cuando funcione bien y no presente ningún problema.

Cuando el equipo médico considere que la VVC ya no se precisa, tomará las medidas necesarias para que se la extraiga. Para extraer las VVC se administra anestesia general o sedantes (medicamento especial para dormir). Este procedimiento lleva 30 minutos, aproximadamente. El día del procedimiento, las restricciones en cuanto a comer y beber y los análisis de sangre serán similares a las del día en que se insertó la VVC.

Información de contacto

Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la VVC de su niño, llame a cualquiera de estos números:

Enfermera Comunitaria:

Servicio de Acceso Vascular:

El pediatra o la enfermera:

Otros:

Puntos clave

  • La vía venosa central (VVC), también llamada línea venosa central, es un tubo largo, delgado y flexible que se usa en algunos niños que necesitan terapia intravenosa durante largos períodos de tiempo.
  • La VVC se inserta en una vena del cuello y se coloca en una vena grande que va al corazón.
  • Su niño recibirá anestesia general para dormir, por lo que no va a oír ni sentir dolor algno durante el procedimiento.
  • La inserción de una VVC generalmente se considera un procedimiento de bajo riesgo
Last updated: noviembre 06 2009