Labio leporino y paladar hendido

Cleft lip and cleft palate in babies [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

Aprenda acerca del labio leporino y del paladar hendido, que se presentan como malformaciones congénitas.

Normalmente, en el primer trimestre del embarazo, se fusionan los tejidos que forman el labio y el paladar. Cuando estas partes no se fusionan correctamente, se forma un espacio entre las mismas llamado hendidura. Las hendiduras pueden variar en su tipo y severidad. Las hendiduras del labio y del paladar son los tipos más comunes de malformaciones congénitas, y se dan en aproximadamente uno de cada 1.000 nacimientos. La mayor parte de los bebés con labio leporino o paladar hendido son sanos en otros aspectos y no presentan otras malformaciones congénitas. Algunos bebés que presentan hendiduras pueden tener también otros problemas médicos.

Labio leporino

El labio leporino es una separación en el labio superior. El labio leporino se puede presentar si algunas partes de la nariz y de la mandíbula superior no se fusionan correctamente durante las primeras semanas de gestación. El labio leporino puede variar en su severidad desde una ligera muesca en el labio hasta una separación completa del labio que se extiende hasta la nariz y la línea de las encías.

Paladar hendido

El paladar hendido es una separación que se encuentra en la mitad de paladar. El paladar hendido se puede formar si el techo de la boca y el piso de la cavidad nasal no se fusionan apropiadamente en los estadios tempranos de la gestación. La severidad del paladar hendido puede variar desde una pequeña abertura en la parte posterior del paladar hasta un gran hueco en el techo de la boca.

Labio leporino y paladar hendidoBebé con fisura en el labio hasta el interior de la nariz y bebé con la boca abierta y la fisura en el labio y en el paladar
Se trata de una patología congénita en la que hay una hendidura o separación en el labio superior del lado izquierdo o derecho (o ambos), que se puede extender hasta dentro la nariz. El paladar hendido es una división en el paladar, y puede presentarse junto con el labio leporino.

Problemas relacionados con el labio leporino y el paladar hendido

Si se dejan sin tratar, el labio leporino y el paladar hendido pueden presentar desafíos sociales evidentes tanto para los padres del bebé como para el niño mismo a medida que crezca. Los padres a menudo sueñan con tener un bebé "perfecto" y pueden sentirse decepcionados al darse cuenta de que su bebé recién nacido tiene una hendidura. Pueden experimentar muchos sentimientos diferentes, incluyendo shock, negación, tristeza y enojo, antes de aceptar finalmente lo que ha sucedido. Muchos padres no son conscientes de lo exitosa que puede ser la cirugía para corregir estas malformaciones.

Si se dejan sin tratar, el labio leporino y el paladar hendido pueden presentar otros desafíos para un bebé, incluyendo problemas en la alimentación, la audición, el desarrollo dental y el habla.

Alimentación

Un bebé con labio leporino o paladar hendido puede tener dificultades para succionar o alimentarse. Un terapeuta ocupacional o un patólogo en habla y lenguaje podrán aconsejar a los padres sobre cómo facilitar el proceso de alimentación de su bebé.

Audición

El paladar hendido a veces puede afectar el oído medio e interferir con la audición del niño. Puede acumularse líquido en el oído medio, causando una pérdida temporal de la audición o infecciones de oído recurrentes. En ocasiones, puede ser necesario insertar tubos para drenar el líquido del oído.

Desarrollo dental

El labio leporino o el paladar hendido pueden afectar los dientes del niño. El bebé puede tener dientes faltantes o adicionales, dientes pequeños o dientes torcidos. Algunos bebés necesitan tratamiento ortodóntico para llevar la mandíbula superior, los labios y la nariz a una mejor posición. El tratamiento ortodóntico ayuda a mejorar los resultados de la cirugía de la hendidura.

Habla

El paladar es importante para el desarrollo normal del habla. Muchos niños necesitan un tratamiento ortofónico después de que se les repara el paladar hendido.

Tratamiento del labio leporino y del paladar hendido

Todos los bebés con labio leporino o paladar hendido deben ver a un cirujano plástico dentro de la primera semana o las dos primeras semanas después del nacimiento. La cirugía difiere entre un niño y otro, ya que la hendidura de cada bebé recién nacido es diferente. El cirujano plástico evaluará qué técnica quirúrgica necesitará su niño.

Last updated: septiembre 10 2009