Eczema (dermatitis atópica)

Eczema (atopic dermatitis) [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

Infórmese sobre la dermatitis atópica y sobre lo que puede hacer para ayudar a su niño a sobrellevarla.

¿Qué es la dermatitis atópica o el eczema?

La dermatitis atópica es una afección crónica (perdurable) de la piel que se pr​esenta de muchas formas diferentes. También se conoce como eczema.

La piel afectada por el eczema se vuelve seca y muy pruriginosa (con mucha picazón). Hay veces que la afección es más marcada y otras más leve. Cuando la afección empeora, hablamos de brote. Los brotes ocurren por lo general en los meses de invierno, cuando el aire es más seco.

En ocasiones, cuando los niños que sufren de eczema crecen, los síntomas de la afección se atenúan o desaparecen por completo. Otros niños pueden tener eczema de por vida.

No se conocen con exactitud las causas del eczema. Es posible que sean tanto genéticos como ambientales los factores que contribuyen a la enfermedad. Los niños con eczema pueden tener también asma, fiebre del heno u otras alergias.

No hay cura para el eczema. Sin embargo, el equipo de atención de la salud lo ayudará a preparar un plan para controlar los síntomas y para que usted pueda cuándo debe volver al médico.

Síntomas del eczema

Algunos niños pueden tener un eczema muy grave, mientras que otros pueden tener sólo una forma leve. Éstos son algunos de los síntomas que su niño puede presentar:

  • prurito (picazón)
  • piel seca
  • enrojecimiento
  • placas de eczema (erupción escamosa)
  • pérdida del sueño
  • engrosamiento de la piel, enrojecimiento, hinchazón, raspaduras y molestias por el rascado
  • cambios en el color de la piel
  • en casos más graves, supuración de un líquido claro, costras y descamaciones
  • problemas de autoestima, vergüenza
Photo of mild atopic dermatitis
Photo of moderate atopic dermatitis
Photo of severe atopic dermatitis

Cómo se diagnostica el eczema

El pediatra hará lo siguiente para diagnosticar el eczema:

  • examinará la piel de su niño
  • le hará preguntas sobre la erupción, cuándo comenzó, qué hace que empeore o mejore, y en qué época del año ocurre
  • evaluará en su niño la presencia de asma, fiebre del heno u otras alergias
  • preguntará si otros miembros de la familia han tenido alguna vez eczema, asma o alergias

En casos graves, cuando la piel sea supurante, costrosa y descamada, el médico podrá tomar una muestra de piel para que se la analice. Esto ayudará a asegurar que su niño no tenga una infección en la piel.

Cómo manejar el eczema

Un buen cuidado de la piel (que incluya baños e hidratación) es clave en el manejo del eczema de su niño. También es necesario identificar los factores ambientales que causan eczema en el niño y ayudarlo a permanecer lejos de ellos. Sin embargo, muchos brotes ocurren sin un desencadenante ambiental.

El médico también puede recetar uno o más medicamentos para mejorar la afección de su niño. Estos medicamentos pueden ser tópicos (aplicados sobre la piel) o en forma de píldoras que se toman por vía oral.

Cuidado de la piel

Baño

El baño suele ser un paso importante en el manejo de los brotes y la prevención de una infección. Bañe a su niño al menos una vez por día, hasta 3 veces por día si tiene posibilidades de hacerlo.

  • Bañe a su niño en agua tibia durante 5-10 minutos. Es importante que el agua esté tibia, no caliente. El agua caliente puede irritar la piel y provocar picazón. Un baño de 5-10 minutos es ideal para hidratar la piel. No trae beneficio alguno que el niño permanezca en el agua más tiempo, e incluso puede secarle más la piel. Si usted no puede calcular el tiempo, pruebe usar un temporizador
  • Llene la bañera hasta el nivel de la cadera del niño cuando esté sentado en la misma
  • Utilice limpiadores sin jabón o productos a base de jabón muy suaves; Si utiliza algún jabón, úselo sólo en las áreas en que sea indispensable. No friccione ni enjabone con un paño, ya que esto puede producir irritación en la piel. Enjuague bien todo el jabón para evitar una mayor sequedad de la piel
  • Cuando haya terminado de bañar al niño, séquele la piel sin frotar. Intente dejar sobre la piel tanta agua como sea posible
  • Aplique un ungüento o una crema con un medicamento recetado en todas las áreas de la piel afectadas (granos irregulares, ásperos y enrojecidos), como se lo indique su médico
  • Después de aplicar el ungüento o la crema con el principio activo, use un producto como el petrolato o un humectante sobre las áreas no afectadas de la piel
  • No use toallas para limpiar, esponjas ni esponjas de lufa, ya que pueden causar irritación cuando se las frota sobre la superficie de la piel
  • Use el tiempo del baño para buscar en la piel de su niño señales de enrojecimiento, irritación o brotes

Uso de aceites solubles

El agregado de un aceite soluble también puede ayudar a mantener la piel hidratada. Los aceites solubles como Alpha Keri, Oilatum o Aveeno actúan mezclándose con el agua del baño, ayudando a la piel a absorber parte del agua.

  • Agregue el aceite soluble al agua del baño antes de que el niño entre en la bañera. Mezcle el aceite en el agua del baño
  • Tenga cuidado cuando el niño entre y salga de la bañera, porque el aceite puede volverla resbaladiza y su niño podría caerse y lastimarse

El uso de un aceite soluble no debería afectar la rutina habitual de baño:

  • bañarlo durante 10-15 minutos
  • sacarlo de la bañera y secarlo sin frotar
  • aplicarle los ungüentos o las cremas con los principios activos prescritos
  • aplicarle el humectante

Nota: el aceite soluble no es igual al aceite de baño convencional, al aceite vegetal ni a otros tipos de aceite. Estos últimos cubren la piel y evitan que el agua o el humectante entren en ella. Los aceites solubles, por el contrario, contribuyen a aportar agua a la piel.

Humectante

La piel seca es una de las características más comunes del eczema. Cuando la piel está seca, puede volverse pruriginosa (con mucha picazón). También comienza a perder su función como barrera protectora. Esto significa que se pierde más agua de la piel, por lo que los irritantes pueden entrar a la misma. Todos estos factores pueden provocar un brote de eczema.

Los humectantes ayudan a disminuir la picazón y a aliviar la piel. Lo hacen creando una barrera protectora sobre la piel, lo que ayuda a mantener el agua dentro de la piel y a los irritantes fuera de ella. Los humectantes son una mezcla de grasas, aceites y agua. Se usan tres clases de humectantes: ungüentos, cremas y lociones.

  • Los ungüentos son productos más espesos y grasos. La mayor parte de ellos no contienen agua. Son el método más efectivo para hidratar pieles muy secas y grandes áreas de piel. Los pacientes con eczema generalmente los toleran bien
  • Las cremas son una mezcla de grasas y agua. Se sienten livianas y frescas sobre la piel. Las cremas se usan muy a menudo para evitar la desecación de la piel y cuando la piel está agrietada. Estos productos a menudo “queman” o producen escozor en la piel de los pacientes con eczema
  • Las lociones son las que contienen la mayor cantidad de agua. Se esparcen fácilmente y poseen cualidades refrescantes para la piel. Se pueden usar sobre el cuero cabelludo. No son tan efectivas para humectar las pieles secas como lo son los ungüentos o las cremas. Las lociones pueden causar incomodidad de la piel o escozor en pieles muy secas

Se debe evitar todo producto que irrite la piel.

Medicamentos y otros tratamientos

Dependiendo de cuán grave sea el eczema de su niño, su pediatra podrá recetar uno o más medicamentos.

Corticosteroides tópicos

Los corticosteroides tópicos son cremas o ungüentos esteroides que se aplican sobre la piel. Los esteroides son una manera eficaz de reducir la inflamación en la piel. La inflamación causa hinchazón, enrojecimiento, irregularidades e irritación de la piel. Una menor inflamación da como resultado menos picazón y, en consecuencia, menos rascado.

Estos medicamentos se agrupan por su potencia. El corticosteroide que usted use dependerá de la parte del cuerpo en que esté el brote y de la gravedad del mismo. Por ejemplo, su niño podría necesitar un corticosteroide más suave para la cara, pero uno más potente para el cuerpo. Su médico le explicará cuál es el mejor tratamiento para su niño.

Cuando los esteroides tópicos se usan de manera adecuada, tienen muy pocos efectos secundarios.

Inhibidores tópicos de la calcineurina

Estos medicamentos se usan en:

  • niños que padecen efectos secundarios relacionados con el uso de esteroides
  • niños cuyo eczema no responde a los esteroides tópicos

Antihistamínicos

Los antihistamínicos se pueden usar en combinación con los ungüentos tópicos para ayudar a aliviar la picazón que acompaña el eczema. Pueden no ser efectivos en todas las personas. Se prefieren los antihistamínicos orales (tomados por boca) por sobre los antihistamínicos tópicos, ya que las formas tópicas pueden ser irritantes para la piel.

Algunos antihistamínicos pueden causar somnolencia o adormecimiento. Esto puede ser útil en el caso de niños que tienen dificultad para dormir de noche debido a la picazón. Si su niño necesita tomar antihistamínicos durante el día, el médico examinará las opciones con usted.

Agentes antiinfecciosos

Tener eczema aumenta el riesgo de contraer infecciones. El rascado puede perturbar la barrera de la piel, haciendo más fácil que las bacterias que se hallan sobre la misma entren al organismo y provoquen una infección. Los virus y los hongos también pueden atravesar la barrera de la piel, aunque esto es menos común. Una infección de la piel también puede empeorar el eczema.

Los agentes antiinfecciosos son medicamentos que se usan para combatir infecciones causadas por bacterias (antibióticos), virus (antivirales) y hongos (antimicóticos). El uso de agentes antiinfecciosos sirve para tratar las infecciones y prevenir las complicaciones. Si su niño necesita un agente antiinfeccioso, su pediatra podrá recetarle uno.

Preparaciones de alquitrán de hulla

El alquitrán de hulla se puede usar para tratar tanto la inflamación como la picazón de la piel, aportando un efecto calmante. Este tratamiento tiene muchos ingredientes que no se han identificado por completo, pero que parecen tener un efecto terapéutico. Muchas personas evitan este tratamiento porque puede ser sucio, producir olor y tomar mucho tiempo, por lo que no es considerado muy conveniente.

Remedios a base de plantas medicinales y terapias alternativas

En el último tiempo ha habido un aumento en el uso de remedios a base de plantas medicinales y terapias alternativas para tratar diversos trastornos, incluyendo los problemas de la piel. Estos remedios incluyen:

  • suplementos a base de plantas medicinales y dietéticos
  • vitaminas
  • otros productos de venta libre

Sin embargo, no se ha estudiado el efecto de estos productos en el eczema. Infórmele a su médico toda terapia alternativa o suplemento que use su niño.

Manejo de la picazón

Los siguientes son algunos consejos que usted y su niño pueden usar para controlar la picazón que produce el eczema:

Consejo de humectación

  • ¡Humecte, humecte, humecte!
  • Mantenga los humectantes y los medicamentos frescos
  • Evite los productos que contengan ingredientes irritantes como alcoholes y fragancias (perfumes)
  • Pruebe aplicando una toallita fría y luego humectando la piel

Consejos sobre la vestimenta

  • Haga que su niño duerma solamente con un pijama de algodón suelto
  • Haga que su niño use prendas de algodón. Evite el nylon, la lana u otras telas gruesas, que pueden ser muy irritantes para la piel
  • Use ropa de cama de algodón
  • Corte las etiquetas de las prendas, ya que pueden irritar la piel

Consejos para reducir la picazón

  • Utilice prendas frescas cuando su niño sienta picazón: ayudarán a reducir el rascado
  • Mantenga la uñas del niño cortas y limpias
  • Explique a los niños más grandes la importancia de no rascarse la piel, tengan o no un brote. El rascado puede producir una mayor irritación e inflamación y empeorar la afección en lugar de mejorarla
  • Si usted nota que su niño suele rascarse en un momento específico del día, intente romper el hábito aplicándole el humectante durante este tiempo

Consejos relativos al entorno de su niño

  • Mantenga el ambiente fresco. Use ventiladores
  • Evite que el niño duerma con sus padres. Cuando el niño comparte la cama, puede padecer brotes debido al sudor que provoca el calor corporal
  • Ayude a disminuir el estrés manteniendo una rutina regular que usted y su niño puedan seguir. El estrés puede llegar a aumentar la picazón
  • Durante el invierno, use humidificadores en el cuarto del niño. Los humidificadores también se pueden colocar en cuartos de uso frecuente como la sala familiar o el sótano

Otras consideraciones

Cambios estacionales

Usted puede observar que el eczema de su niño empeora en los meses más fríos y secos. Durante este tiempo, el aire se vuelve muy seco y tiene menos humedad. Esto puede hacer que la piel se vuelva más seca. En los meses más cálidos, no tiene que preocuparse tanto por el aire seco, pero es importante que su niño se mantenga fresco.

Cómo sobrellevar el eczema

La rutina de cuidados diarios del eczema puede ser muy estresante para usted, para su niño y para el resto de la familia. Es muy importante mantener estrictamente la rutina de manejo del eczema del niño. El equipo de atención de la salud de su niño es un buen recurso.

Escuela y actividades

Si su niño padece de eczema y es un bebé o un niño pequeño, hable sobre esta enfermedad con el personal de la guardería y con los padres de los otros niños que asisten a la misma. Explíqueles que su niño tiene esta afección, pero que no es contagiosa.

La escuela puede generar un gran estrés a los niños con eczema. Los padres, los miembros de la familia y los maestros deberían comprender el estrés que padecen estos niños y que pueden necesitar más comprensión y apoyo emocional.

Es importante que el niño pueda participar en sus actividades regulares tanto como sea posible. Tal vez usted pueda hacer algunos cambios que lo ayuden.

Cuándo debe consultar al médico

Contacte a su pediatra en las situaciones siguientes:

  • Cuando los medicamentos no estén haciendo efecto o la afección de su niño esté empeorando
  • Después de cualquier signo de infección como costras, supuración o pus

Puntos clave

  • La dermatitis atópica (eczema) es una afección crónica de la piel que se presenta de muchas formas diferentes. La piel se vuelve seca y muy pruriginosa. En ocasiones, la piel podrá empeorar o mejorar
  • El rascado de la piel produce enrojecimiento, hinchazón, incomodidad y lesiones. En casos más graves, puede haber costras, descamaciones y supuración de un líquido claro
  • Hay muchas cosas que usted puede hacer para controlar la picazón y proteger la piel de su niño
Last updated: diciembre 29 2009