Crecimiento durante el primer año de vida

Growth in the first year [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

Lea acerca del crecimiento y el aumento de peso normal en el primer año de la vida de un bebé.

Crecimiento y aumento de peso

El peso y la talla de su bebé se medirán en cada visita de control y se compararán con los rangos normales para bebés de la misma edad. Se le dirá a usted en qué percentil de peso y altura está su bebé en comparación con otros bebés de la misma edad. Por ejemplo, si se le dice que su bebé está en el percentil 90 de peso, esto significa que pesa más del 90% de los bebés de su edad.

La mayor parte de los bebés sanos nacidos a término aumentan de peso según el siguiente patrón:

EdadPeso ganado por díaPeso ganado por mes

De uno a tres meses

30 g (aprox. 1 onza)

900 g (aprox. 2 libras)

De cuatro a doce meses

20 g (aprox. 0,7 onzas)

600 g (aprox. 1 libra y 5 onzas)

Una buena regla general es que la mayoría de los bebés sanos nacidos a término duplican el peso que tienen al nacer a los cuatro meses y lo triplican al llegar al año de vida.

Recuerde, sin embargo, que todos los bebés crecen a su propio ritmo. Su bebé puede aumentar de peso más rápidamente o más lentamente de lo que se ha mencionado. Un bebé puede ser perfectamente sano, independientemente de que sea grande o pequeño. Además, los bebés tienen estirones y variaciones en la velocidad de aumento de peso. Por lo tanto, es posible que su bebé no permanezca en el mismo percentil de peso o altura cada vez que usted lo traiga al pediatra para una visita de control.

Si su bebé fue muy grande al nacer, es probable que crezca bastante despacio durante los primeros meses; a los 6 u 8 meses, su peso probablemente esté cercano al de otros bebés de su edad. Si su bebé fue pequeño por ser prematuro, podrá lograr un peso normal en el transcurso del primer año de vida.

La mejor manera de seguir el crecimiento y el aumento de peso de su bebé es traerlo a las visitas de control programadas con regularidad. Su médico medirá cuidadosamente el peso, la altura y la circunferencia de la cabeza del bebé, y comparará las mediciones con las tablas de crecimiento normalizadas.

A continuación se presentan algunas tablas de aumento de peso y de crecimiento para niñas, preparadas por la Organización Mundial de la Salud:

A continuación se presentan algunas tablas de aumento de peso y de crecimiento para niños, preparadas por la Organización Mundial de la Salud:

Su pediatra utilizará las tablas recomendadas para su región.

Aunque las velocidades de crecimiento y de aumento de peso puedan variar, si su bebé muestra una velocidad de crecimiento inadecuada en el transcurso del tiempo en función de las tablas de crecimiento normalizado, esto podría deberse a un problema tal como el retraso estaturo-ponderal.

¿Qué es el retraso estaturo-ponderal?

El retraso estaturo-ponderal se da cuando se presenta alguna de las siguientes condiciones:

  • peso inferior al tercer percentil según una tabla de crecimiento normalizado
  • peso un 20% inferior al peso ideal según la talla
  • un descenso con respecto a una curva de crecimiento previamente establecida

Los bebés que tienen retraso estaturo-ponderal se deben evaluar cuidadosamente para encontrar la causa del problema de crecimiento. Tal vez necesiten calorías adicionales para normalizar su crecimiento. Es importante que un pediatra o médico de cabecera controle a estos bebés.

Circunferencia de la cabeza

Además del peso y la altura del bebé, se medirá la circunferencia de la cabeza en cada visita de control. Su médico medirá el perímetro de la cabeza de su bebé en la parte más grande: por encima de las cejas y las orejas y alrededor de la nuca. Esta medida se registrará y se comparará con sus medidas previas, y con el rango normal para bebés de la misma edad. Por lo general, el crecimiento de la cabeza se relaciona directamente con el crecimiento del cerebro.

Si hay alguna anormalidad en el crecimiento de la cabeza de su bebé, su médico podría considerar que hay un problema. Por ejemplo, una cabeza inusualmente grande o que esté creciendo más rápido de lo normal podrían significar un aumento del líquido en el interior del cráneo. Una cabeza excepcionalmente pequeña o que crezca más lentamente de lo normal podrían indicar que el cerebro no se está desarrollando adecuadamente.

Last updated: octubre 18 2008