Cómo sujetar y vestir a su bebé

Holding and dressing your baby [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

Aspectos importantes a considerar cuando sujeta y viste a su bebé.

Cómo sujetar a su bebé

Su bebé no es tan frágil como usted cree. Los bebés son seres muy flexibles, con muchos reflejos naturales. Sin embargo, debe tratarlo con suavidad, no sólo por seguridad, sino también para que siga sintiéndose seguro y protegido.

Todos los bebés llegan al mundo con lo que se conoce como reflejo de Moro (también llamado respuesta de sobresalto, reflejo de sobresalto y reflejo de abrazo). En el reflejo de Moro, los ruidos fuertes o los movimientos repentinos pueden hacer que su bebé arquee la espalda, estire los brazos y las piernas, y llore. Habitualmente, este reflejo natural dura alrededor de cuatro meses. Para evitar que su bebé se sobresalte, muévalo lentamente y sostenga todo el cuerpo cuando lo sujete. Permitir que las piernas y los brazos se balanceen podría hacer que se sienta inseguro y que se sobresalte.

Asegúrese de sostener la cabeza de su bebé cuando lo sujete en posición vertical. Su bebé se sentirá seguro y protegido si le sostiene la cabeza y el cuello con una mano, y el trasero y los muslos con la otra. Sujételo cerca de su cuerpo para darle más seguridad.

Cuando acueste a su bebé para dormir, muévase lenta y suavemente para evitar que se despierte o que se sobresalte. Apoye primero la cabeza del bebé y luego, de manera gradual, el resto del cuerpo. Retire una mano lentamente y luego la otra. Es de esperar que a esta altura no se despierte. Si su bebé tiende a sobresaltarse cuando se lo acuesta para dormir, trate de envolverlo en una mantilla antes de acostarlo. Permanezca con su bebé durante unos minutos más, acariciándolo lentamente y hablándole con voz suave y tranquilizadora. Antes de irse, espere hasta que se haya acomodado.

Cómo vestir a su bebé

Cuando compre prendas de vestir para su bebé, elija con sensatez. Evite los cuellos altos, las mangas ceñidas, excesiva cantidad de botones y cremalleras en la espalda. Ya de por sí es difícil tratar de colocar cualquier prenda a un bebé movedizo y quisquilloso. No haga que el proceso resulte más difícil de lo que debe ser.

Cuando planee salir, vista a su bebé con la misma cantidad de capas de prendas de vestir que necesitaría un adulto según el clima. Trate de resistirse al impulso de sobrecargarlo de ropa en verano. En invierno, su bebé necesita un gorro que le proteja la cabeza de la pérdida de calor.

Acueste a su bebé mientras lo viste. Esto le permitirá tener ambas manos libres para hacer todo el trabajo. Recuerde que, al principio, cuando vista a su bebé, tendrá que hacer todo por él. Pasará algún tiempo antes de que pueda poner las manitos dentro de las mangas cuando usted se lo pida. Usted va a tener que guiarle los brazos dentro de cada manga, al igual que las piernas.

Independientemente de lo que diga el vecino que vive al lado, su bebé no necesita usar zapatos. De hecho, no necesitará zapatos hasta después de que haya comenzado a caminar. Los zapatos pueden interferir en el desarrollo normal del arco del pie del bebé. Por ahora, utilice sólo escarpines y calcetines.

Last updated: octubre 18 2009