Dentición

Teething [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

¿Qué es la dentición?

Se denomina dentición al período en que comienza a aparecer el primer grupo de dientes de su bebé (“dientes de leche”). El cuidado de los dientes de su bebé comienza tan pronto como el primer diente se asoma a través de las encías. Tener dientes sanos es parte integral de la salud general de su bebé.

La dentición puede ser un período difícil tanto para los bebés, que sienten el dolor, como para los padres, que son testigos de ello. Es posible que los bebés lloren y babeen más de lo habitual, y pueden estar nerviosos y molestos. Posiblemente no duerman bien durante la dentición. La mayoría de los bebés parecen atravesar el proceso de dentición sin presentar ningún síntoma. Sin embargo, en el caso de los que sí los padecen, los padres pueden tomar medidas. Estas medidas ayudan tanto al padre como al niño a atravesar esta etapa con buena salud y buen ánimo.

Dentición primaria

Ilustración de los dientes numerados, identificando los incisivos, caninos y molares
El primer conjunto de dientes que desarrolla un bebé se conoce como dentición primaria, temporal o de leche. Los dientes aparecen en un orden específico (que se muestra arriba entre paréntesis), y duran hasta que sale la dentición permanente o secundaria.

Lo que usted puede esperar

En general, el primer diente aparece alrededor de los 6 meses. Sin embargo, cada niño se desarrolla a un ritmo diferente, por lo que usted no debe preocuparse si los dientes de su niño aparecen a los 3 meses o a los 12 meses.

Por lo general, los dos dientes frontales inferiores (incisivos centrales inferiores) son los primeros en aparecer. A ellos les siguen los dos dientes frontales superiores (incisivos centrales superiores). La mayoría de los niños tendrá los 20 dientes primarios (o “dientes de leche”) a los 3 años de edad. Entre los 5 y los 13 años, su niño perderá los dientes primarios, que darán lugar a los dientes permanentes.

Signos y síntomas

Tal vez usted no vea los dientes de su bebé que están apareciendo, pero probablemente él los sienta y muestre signos del proceso de dentición. Los signos y los síntomas de la dentición pueden incluir:

  • encías hinchadas o enrojecidas
  • deseo de masticar objetos sólidos
  • babeo, que puede comenzar aproximadamente 2 meses antes de que aparezca el primer diente
  • malestar, irritabilidad o mal humor

La dentición no provoca fiebre ni diarrea. Si usted nota que su bebé presenta estos síntomas, póngase en contacto con su médico. Asimismo, no debe dar por hecho que el estado de molestia, la irritabilidad y el mal humor se deben a la dentición.

Causas

Los dientes, al ejercer presión en las encías, provocan molestias. Dado que su bebé no puede expresar con palabras el dolor y las molestias, es posible que esté más irritable y molesto a medida que aparezcan los dientes.

Consejos sobre cómo ayudar a aliviar las encías de su bebé

Cuando su bebé parezca estar molesto, considere la posibilidad de ayudarlo con algunos de estos simples consejos:

Niño masticando un juguete para la dentición

Frote las encías del bebé

Utilizando un dedo limpio o un paño húmedo, masajéele las encías. La sensación de frío y la presión ayudarán a aliviar las molestias.

Ofrézcale una mordedera

Una mordedera (anillo de dentición / mordillo) de goma sólida le permitirá a su bebé ejercer presión sobre las encías. No se recomiendan las mordederas rellenas con líquido, ya que podrían romperse o dañar a su bebé por la presión que ejerce al masticar.

Es posible que a su niño le guste morder un biberón, que también ejerce presión sobre las encías. Asegúrese de llenar el biberón con agua, no con preparado para lactantes ni con jugo, puesto que el contacto prolongado con el azúcar presente en esos líquidos puede provocar caries.

Mantenga la mordedera fría, no congelada

Un paño o una mordedera fríos probablemente alivien a su bebé. Si su bebé come alimentos sólidos, también disfrutará ingerir alimentos fríos como el puré de manzana o el yogurt. Sin embargo, no se recomiendan las mordederas congeladas dado que el frío extremo podría causarle daño a su bebé en lugar de aliviarlo.

Séquele la baba

El babeo permanente forma parte del proceso de dentición. Mantiene la boca de su bebé hidratada y permite que los dientes atraviesen las encías sin dañarlas. Sin embargo, el exceso de baba puede irritarle la piel. Mantenga el mentón de su bebé seco; séquele la baba con un paño limpio.

Controle el dolor

Si su bebé está especialmente irritado o molesto, puede darle acetaminofeno (Tylenol o Tempra) o ibuprofeno (Advice o Motrin) para calmarle el dolor. Consulte siempre con su médico antes de darle a su niño ácido acetilsalicílico o aspirina (AAS).

Evite las cremas para la dentición de venta sin receta

A menos que su médico le recomiende un cierto tipo de loción, evite los medicamentos para la dentición que se aplican directamente en las encías del bebé. Su niño podría tragar el medicamento y se le adormecería la garganta. Esto podría interferir con el reflejo faríngeo normal. No obstante, lo más probable es que la saliva de su bebé elimine la loción y no produzca ningún efecto en absoluto.

Cuidado y limpieza de la boca

Comience con la limpieza cuando aparezca el primer diente

Comience a ocuparse de la atención de los dientes de su bebé tan pronto como salgan. Lávele los dientes al menos una vez por día apenas aparezca el primer diente. Por lo general, la hora de acostarse es un buen momento para comenzar con la rutina. Utilice un cepillo de dientes de cerdas suaves diseñado para bebés.

Evite los jugos y las bebidas azucaradas

Limite la cantidad de bebidas azucaradas que ingiere su bebé. No le permita acostarse con un biberón. Los azúcares naturales presentes en el jugo, el preparado para lactantes o la leche materna causarán caries importantes, especialmente si estos líquidos se acumulan en la boca de su bebé mientras duerme. El uso del biberón en la cama también se asocia con la anemia por deficiencia de hierro.

Cepíllele los dientes dos veces por día cuando el niño esté preparado

Cuando su niño tenga 3 ó 4 años, podrá enseñarle a cepillarse los dientes durante al menos 2 minutos, dos veces por día. Utilice una cantidad de dentífrico del tamaño de una arveja e indíquele que escupa el dentífrico en lugar de tragarlo. Use dentífrico con fluoruro cuando su niño tenga la edad suficiente para escupirlo.

Cuándo solicitar asistencia médica

Comuníquese con el pediatra si nota fiebre persistente. La dentición no provoca fiebre.

Su niño debe realizar su primera visita a un dentista a los 12 meses de edad.

Puntos clave

  • El cuidado de los dientes de su bebé comienza cuando el primer diente se asoma a través de las encías
  • Tener dientes sanos es parte importante de la salud de su bebé
  • Trate el dolor de su bebé con acetaminofeno o ibuprofeno. Nunca le dé AAS sin consultar primero con un médico
  • Usted puede ayudar a aliviar las encías de su bebé con un paño frío o una mordedera de goma
  • Las bebidas azucaradas como el jugo y las gaseosas contribuyen al desarrollo de caries. Limite la ingesta de su bebé de estas bebidas y nunca le permita dormir con un biberón
Last updated: marzo 05 2010